Avon pierde ingresos por la caída de la demada en sus mercados clave

Avon cierra el año con una reducción de su negocio. La compañía cosmética ha registrado unos resultados por debajo de las estimaciones de los analistas en el cuarto trimestre por la contracción del consumo en la mayoría de sus mercados.


Los ingresos han caído un 7% en Europa, Oriente Medio y África. En la región norte de Latinoamérica, el descenso fue del 10%, retroceso que no pudo compensar el crecimiento del 9% en los mercados del sur del subcontinente.

Así, las pérdidas netas atribuibles a la compañía en el periodo transcurrido entre octubre y diciembre alcanzaron los 10,7 millones de dólares, equivalente a cuatro centavos por acción.

En el mismo trimestre del ejercicio previo las pédidas fueron de 333,4 millones de dólares, equivalentes entonces a 76 centavos por acción. Hace un año, tal resultado incorporaba pérdidas generadas en operaciones discontinuadas por valor de 317,1 millones de dólares.

La cifra total de ingresos de la compañía, dueña de las marcas Skin-So-Soft y la línea de fragancias Outspoken by Fergie, se redujo un 2,4% hasta los 1.570 millones de dólares.

La media de las estimaciones de los analistas contemplaba unos ingresos de 1.610 millones de dólares, según Thomson Reuters. En términos comparables, Avon obtuvo unas ganancias de 1 centavo frente a la estimación media de los analistas que situaba la cifra en 9 centavos por acción.

El grupo anunció un plan de ajuste de tres años en enero de 2016 que preveía reducir ls costes en 350 millones de dólares, además de inversiones en tecnología y redes sociales para recuperar las ventas, como forma de combatir las preocupaciones en torno a su modelo de negocio, basado en la venta directa y desactualizado.

Según los cálculos de la compañía, el año pasado Avon consiguió alcanzar los 120 millones de ahorro en costes y mantiene en los objetivos marcados en el citado plan de ajuste.

Avon viene regitrando caídas de ventas en los últimos cuatro años, un periodo en el que la compañía trata de adaptarse a los cambios en los hábitos de consumo y la demanda de un cliente que opta de manera creciente por marcas de nicho.

El grupo también ha visto caer de forma significativa el número de adscritas a su emblemática red de Avon Ladies, colectivo de vendedoras especialistas en la venta directa. El número de vendedores activos en dicha red cayó un 3% en el último trimestre del año pasado.
 

© Thomson Reuters 2017 All rights reserved.

BellezaBusiness