Chanel facturó más de 8.000 millones en 2017

El grupo francés de moda Chanel ha publicado este jueves el primer informe de resultados en sus 108 años de historia, que sitúa a la compañía como una de las firmas de lujo más grandes por volumen de ventas, después de que en 2017 alcanzara una facturación de 9620 millones de dólares (8290 millones de euros).


Archivo - REUTERS/Eric Gaillard

La compañía había intrigado a la industria durante muchos años al mantener en secreto sus números. En este sentido, sigue siendo una de las pocas marcas que rechaza las ventas online de sus prendas de ropa.

La decisión de publicar sus resultados no se trata "en absoluto" de un paso previo a cotizar en Bolsa, según ha expresado el director financiero de la compañía, Philippe Blondiaux a 'Reuters'. También descartó la venta de la empresa.

"Es justo lo contrario, el informe financiero muestra que somos increíblemente sólidos financieramente y que podemos mantener nuestro status como compañía independiente durante los próximos siglos", aseguró Blondiaux.

"En lugar de dejar que informen otros, hemos puesto los hechos sobre la mesa en relación a quiénes somos", ha añadido, al mismo tiempo que ha indicado que la marca, que desde hace mucho se ha apoyado en el diseñador Karl Lagerfeld para su ropa de mujer, había preferido anteriormente dejar a sus creativos hablar.

Chanel registró unos ingresos de 9620 millones de dólares (8290 millones de euros) en 2017, lo que representa un aumento del 11% con respecto al año anterior. Este crecimiento se ha logrado gracias a un mejor desempeño en la región de Asia-Pacífico, donde lsa ventas aumentaron un 16,5%. Los beneficios se incrementaron un 18,5% con respecto a 2017 hasta los 1790 millones de euros (1543 millones de euros).

Estos resultados colocan a Chanel, gracias a los negocios del maquillaje y las colonias, de los que otros carecen, muy cerca de otras marcas de lujo como Louis Vouitton, propiedad de LVMH, y con unas ventas de más de 9.200 millones de dólares (7931 millones de euros) el pasado año.

La compañía italiana Gucci, del conglomerado Kering, este mes afirmó que su objetivo es superar a Vouitton rompiendo la barrera de los 10 000 millones de dólares (8619 millones de euros) de facturación, desde los 6200 millones (5344 millones de euros) que registraron el año pasado.



Movimientos en el consejo

Chanel, fundada en 1910 por Coco Chanel, también dio a conocer una reorganización interna que consolida casi todas sus actividades bajo la compañía registrada en Reino Unido, e incluye a otras pequeñas empresas como la marca de bañadores Eres.

Los propietarios, los hermanos franceses Alain y Gerard Wertheimer, renunciaron a ser parte del consejo de la británica Chanel Limited en diciembre.

Blondiaux ha afirmado que es "su decisión" no estar en el consejo, y solo ha añadido que Alain Wertheimer permanece como consejero delegado de Chanel y que otros cambios se han producido como resultado de un reajuste interno.

Chanel invirtió el año pasado en tecnología y servicios digitales para sus tiendas un total de 429 millones de dólares (369 millones de euros), y esa cifra podría doblarse este año, según Blondiaux. Pero aunque los productos de belleza se pueden comprar 'online', sus líneas de moda no, a pesar de que otras marcas están obteniendo un crecimiento sólido gracias al 'ecommerce'.

"Incluso en esta era digital creemos que la interacción humana seguirá siendo clave para la interacción entre clientes de alto nivel y una marca como Chanel", remató Blondiaux.

Copyright © 2018 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - ComplementosLujo - CalzadoRelojeríaJoyeríaBusiness