Charo Izquierdo (Ifema): “La moda española necesita una unión entre industria y diseño”

Las riendas de la moda en Madrid ahora las lleva Charo Izquierdo. La periodista asumió la dirección de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid en noviembre de 2016 cuando su fundadora y responsable, Cuca Solana, abandonó el puesto tras más de 30 años al frente de la anteriormente conocida como pasarela Cibeles. No poca responsabilidad a la que la directiva añadió, el pasado mes de abril, la dirección de las ferias y eventos de moda de Ifema, encabezadas por Momad Metrópolis y Momad Shoes. Un mensaje de renovación y un largo camino por recorrer para colocar a la industria de la moda española en el lugar que le corresponde.

Charo Izquierdo, responsable de la MBFWM y de las ferias y eventos de moda de Ifema - Ifema
 
“La gran revolución ha sido el cambio de fechas”
 
Renovarse o morir, debió pensar Charo Izquierdo al ocupar su cargo como directora de la pasarela madrileña. Y no tardó en ponerse manos a la obra. “El cambio de fechas fue prioritario cuando entré hace 15 meses. Era consciente de que no íbamos a hacer absolutamente nada a nivel internacional mientras siguiéramos coincidiendo con Londres”, explica ante la situación que hasta ahora ha dejado a Madrid en un segundo plano, eclipsada por las fashion weeks de las cuatro grandes capitales de la moda mundial. “La idea ha sido salir del gran circuito de las pasarelas internacionales y tratar de ir después de la Alta Costura de París, a finales de enero y comienzos de julio”.
 
La iniciativa que pretende encontrar el hueco de Madrid en un calendario cada vez más cargado, ha sido acogida de forma agridulce. Mientras que Ifema se felicita de su mirada internacional, que debería permitir atraer un mayor volumen de prensa y compradores extranjeros, determinados sectores de la industria española se muestran reticentes con el cambio, alegando que julio “no es el mejor momento, con prensa, agencias y empresas en jornada intensiva o parte del personal de vacaciones". Nunca llueve a gusto de todos e Izquierdo subraya sus intenciones. “Con un mérito increíble, se ha conseguido tener una pasarela durante 35 años en estas condiciones de fechas coincidentes que no se han movido. Es algo muy importante. Pero después de mucho tiempo de inercia, esto había hecho que Madrid se quedara en terreno de nadie”, apunta.
 
Sobre la localización del evento frecuentemente cuestionada por algunos sectores, Charo Izquierdo lo tiene claro. “Nosotros trabajamos con la institución ferial de Madrid, con muy buenas instalaciones físicas”, defiende. “Es verdad que cada vez hay más diseñadores y marcas que, a pesar de lo costosísimo que es, prefieren tener un espacio único para ellos. Ahora se ha llegado a la conclusión de que aunque hagan sus desfiles fuera de Ifema hay que incluirlos en el calendario, lo que contribuye a su enriquecimiento”, explica y pone de relieve su principal preocupación: “Mi objetivo es conseguir que a las marcas españolas les resulte rentable desfilar en Madrid”.
 
Para su 68ª edición, la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid ha adelantado dos meses su comienzo, transcurriendo del 6 al 11 de julio. Una agenda cargada, con las presentaciones y desfiles de hasta 47 diseñadores y marcas, tanto dentro como fuera del recinto ferial de Madrid.
 
Comunicación y unidad, los problemas endémicos de la moda española

 
“Nuestra gran debilidad es la comunicación”, sentencia Charo Izquierdo. “A la hora de destacar diseñadores y marcas, los medios de comunicación han preferido, históricamente hablar de marcas internacionales, en lugar de hacerlo de las españolas. Esto es inaudito y no ocurre en otros países”, reivindica. Ante semejante problemática, la solución parece pasar por establecer sinergias. “Los medios tienen que entender que es vital reforzar la comunicación de nuestros propios diseñadores y marcas para bien de todos. A veces se les ha acusado de no poner publicidad, pero si es que no aparecen, venderán menos y nunca llegarán a tener una economía que les permita publicitarse. Es la pescadilla que se muerde la cola. Los medios tienen que entender que hacen un flaco favor si no hablan de la moda española”, concluye la directiva.
 
Si bien la pasarela madrileña quiere tutear a su homóloga londinense y ganarle terreno progresivamente, nuestros vecinos ingleses todavía nos sacan ventaja en otros ámbitos. «En Reino Unido hay un organismo que es el British Fashion Council que agrupa todo lo que ocurre en la moda”, analiza Izquierdo no sin una cierta envidia sana. Y añade: “Es una decisión país y nosotros necesitamos ese impulso, con un organismo que venda la marca España, para la que la moda es una bandera importantísima. Es una determinación que tiene que venir desde arriba”. Pero la reivindicación de Izquierdo va mas allá, subrayando la importancia de la moda española: desde la gran empresa de distribución que ha cambiado la forma de entender el consumo a nivel mundial, como grandes compañías como el grupo Puig, firmas internacionales como Delpozo, otras que no pueden renunciar a sus orígenes como Loewe y recién llegadas que están cambiando el panorama como Palomo Spain. “Lo único que nos queda es creérnoslo”, afirma Izquierdo.
 
La apuesta de país no solo implica a instituciones y medios, según la directiva. “Es fundamental una unión entre la industria y el diseño que haga que esto avance. Diseñadores unidos a una marca con capacidad de producción pueden tener mucho valor, con niveles de producción que les harían tener una mayor repercusión”. Con este objetivo en mente, su nombramiento como responsable de los eventos de moda de Ifema puede ser clave. “Para mí es muy importante que hayan puesto en mis manos las ferias y la pasarela, de forma que yo sí que pueda incidir en la unión entre industria y diseño”.
 
Y es que las ferias madrileñas necesitan modernizarse, digitalizarse y adaptarse a los nuevos tiempos de marcas y consumidores más jóvenes si quieren sobrevivir y continuar resultando atractivas. “Soy de la idea que todo se puede renovar y que todo merece la pena ser renovado. Tenemos que trabajar mucho por la calidad, la actual es muy buena, pero habría que profundizar en ello”, declara Izquierdo y deja claras sus prioridades en el cargo. “Mi objetivo número uno es trabajar en una oferta de calidad que me permitirá conseguir el segundo objetivo: conseguir atraer compradores nacionales e internacionales de calidad”.
 
Para ello, se anuncia una importante revisión de los cimientos de los eventos. “Las ferias tienen que trabajar mucho el concepto”, comenta. “El número de metros cuadrados vendidos es muy importante, pero también lo es el concepto a nivel feria y sectores dentro de la misma. En Momad hay que dirigirse a la multimarca española y no solo al comprador internacional". Y añade: "Además, es muy importante profundizar en el concepto de la sostenibilidad, trabajar el hombre, que no ha estado tan presente dentro de la feria y que hoy en día tiene muchas posibilidades. También hay que trabajar en un campo más digital y entrar en contacto con el público final a través de las ferias”.
 
Igualmente, Charo Izquierdo pretende impulsar el salón del calzado. “Momad Shoes es una feria que tiene que transformarse también y conseguir ser una feria representativa del segundo país productor de calzado europeo. Como mínimo, estamos obligados a tener la segunda feria más importante de Europa”, explica con ambición. En definitiva, los objetivos son los mismos para ambas ferias. “Hay que trabajar los contenidos que ofrecemos y enriquecer las ferias a través de eventos de moda que cada vez sean más importantes, proponiendo stands, desfiles o incluso conciertos. Al fin y al cabo, las ferias tienen que ser un reflejo de la sociedad”, concluye con convencimiento. La hoja de ruta parece clara, ahora solo queda un buen trabajo por hacer.
 

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - ComplementosTextilFeriasDesfiles