Desde Dubai, The Modist ofrece moda modesta para mujeres ocupadas

The Modist es fruto del sueño de la empresaria Ghlizlan Guenez, cuyas propias frustraciones a la hora de comprar moda modesta la llevaron a crear un negocio de moda para mujeres que buscan un estilo recatado. Guenez lanzó The Modist e 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, con una cartera inicial de 75 marcas. Siete meses después, ese número se ha duplicado hasta las 140 marcas, que van de Cédric Charlier a Lanvin, Marni, Christopher Kane y Mary Katrantzou. 


Ghizlan Guenez, fundadora y CEO de The Modist - DR

"Es la forma en que las mujeres de nuestra familia se visten, en las frustraciones con la experiencia de compra que estábamos enfrentando. Se trata de mujeres que aman la moda, aunque se visten modestamente y pasan mucho tiempo tratando de encontrar piezas que funcionen para ellas", explica la argelina de nacimiento Guenez, quien financió The Modist después de trabajar para Abraaj Group, un especialista del capital privado.

The Modist tiene similitudes con minoristas electrónicos de moda como Net-a-Porter o ModaOperandi, pero se diferencia en tres aspectos clave. "Primero, por nuestra elección de producto, ya que editamos colecciones existentes que creemos que funcionarían para nuestros clientes. Después, por la forma en que personalizamos ciertas piezas como un traje de Adam Lippes que tenía un panel transparente en un costado que cambiamos a opaco. Finalmente, por nuestras colecciones cápsula, como nuestros caftanes para Ramadán, en los que tuvimos a Mary Katrantzou, Osman, Alberta Ferretti o Adam Lippes, alrededor de 12 marcas que fabricaron productos exclusivos", explicó.

El portal de Guenez también logra un alto precio promedio de venta, con más de 500 dólares estadounidenses. Oriente Medio representa el 50% de los ingresos, Estados Unidos es su segundo mercado y el Reino Unido el tercero. Con un mercado islámico de prendas de vestir estimado en alrededor de 250.000 millones de dólares, en el que el comercio minorista digital representa apenas un 2% en la región, en lugar de un 15% como en los mercados desarrollados, debería haber espacio suficiente para un crecimiento rápido.

"En Estados Unidos los consumidores locales están comprando. Pero sabíamos que nuestra oferta funcionaría tanto para cristianos como para musulmanes. Podría ser una abogada en Brooklyn o una dama saudí comprando para su próximo viaje", apunta.

The Modist también se ha lanzado a las operaciones físicas: abrió un pop up store en el Distrito de Diseño de Dubái (D3), durante la temporada de moda más reciente de la ciudad, y formó un equipo sólido. Su director de operaciones es Lisa Bridgett, anteriormente jefa global de ventas y marketing en Net-a-Porter. La Directora creativa es Sally Matthews, quien supervisa la revista del sitio The Mod, proviene de Harper's Bazaar Arabia.

“Es un equipo de expertos en la materia”, dice Guenez acerca de sus 35 empleados, la mayoría con sede en D3. Ya reciben pedidos de 120 países, con tiempos de entrega impresionantes: 36 horas en promedio en el Reino Unido, de dos a tres días en Estados Unidos y de un día para el otro en Oriente Medio. Además, el hashtag IAmModist se ha vuelto viral, con el apoyo de estrellas locales como Lady Fozaza y Rosemin.

Como capitalista de riesgo, ¿estaría planeando vender The Modist? “Potencialmente sí. Pero no inicié este negocio con la idea de venderlo. Empecé porque me apasiona la idea. Mi experiencia de moda se ha dado como consumidora, pero como consumidora frustrada. Y quiero que eso cambie para muchas mujeres”.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

ModaLujoDiseñoBusiness