Desfiles masculinos: juventud y renovación en Milán

Mientras Milán pasa el relevo a París, la capital italiana de la moda anuncia un balance más que satisfactorio. Un nuevo aire caracterizó su semana de la moda masculina, dedicada a las colecciones para la temporada otoño/invierno 2017-18, que terminó el martes con el desfile de Giorgio Armani.

Milán presentó la imagen de un hombre cada vez más relajado. En la foto: Prada - © PixelFormula

"La Semana de la moda masculina en Italia inicia con el Pitti Uomo y termina con la Semana de la Moda. Ninguna de las otras capitales de la moda puede presumir de un programa tan rico, con 1.220 expositores en Florencia y un centenar de eventos en Milán incluyendo desfiles y presentaciones", dijo a FashionNetwork.com el Presidente de la Cámara de la moda Italiana (CNMI), Carlo Capasa.

"Esta semana de la moda estuvo marcada por una poderosa energía con, además de los de grandes nombres, una serie de nuevas marcas y jóvenes diseñadores, tanto italianos como extranjeros, lo que ayudó a compensar la ausencia de algunas marcas como Gucci" , dijo.

De hecho, al igual que Bottega Veneta, Gucci se retiró de la semana masculina y optó por presentar conjuntamente su colección masculina y femenina durante la próxima semana femenina de febrero. Por el contrario, otras marcas como Cédric Charlier organizaron su desfile mixto durante la el evento masculino de Milán de enero.

Nuevo diseño Marni con la firma de Francesco Risso - © PixelFormula

Según Carlo Capasa, estos nuevos cambios en los calendarios, como hemos visto en Londres, Milán y París, corresponden a estrategias específicas. "Las marcas que son distribuidas principalmente a través de multimarcas presentaron su colección, durante la semana masculina, con el objetivo de acelerar los pedidos de distribuidores. En cambio, las marcas que tienen una red minorista pueden permitirse el lujo de presentar su colección más tarde, durante la semana femenina, ya que controlan su distribución".

"Nos enfrentamos a un gran cambio, pero al final esto genera Fashion Weeks más mezcladas, proporcionando más espacio para los jóvenes", concluyó Capasa. De hecho, una docena de jóvenes talentos y nuevas marcas entraron esta temporada al calendario, incluyendo, entre otros, a Federico Curradi, Miaoran, Malibu 1992 y Palm Ángels.

Por no mencionar el debut de nuevos directores artísticos como Lee Wood en Dirk Bikkembergs, Guillaume Meilland, a cargo de la oferta masculina de Salvatore Ferragamo, o Francesco Risso, sucesor de Consuelo Castiglioni en Marni.

Al mismo tiempo, todas las colecciones se han rejuvenecido con una tendencia deportiva más marcada, que ahora se apodera de la ropa formal.

Los diseñadores favorecieron ante todo la comodidad, con un fuerte componente deportivo que parece estar principalmente dirigido a los consumidores más jóvenes, es decir los llamados Millennials. Así quedo ilustrado en la presentación de Dolce & Gabanna, que puso a desfilar a varias jóvenes estrellas de las redes sociales.

El “glunge” de Dsquared2 - © PixelFormula

El “glunge”, mezcla de grunge y glamour que Dsquared2 ha vuelto a revivir, tomándose la pasarela con una actitud relajada, collares de conchas u otros colgantes al cuello, ropa de tallas grandes, grandes suéteres en tejido de punto y parkas de rigor. 

Todos están fabricados con tejidos técnicos de alto rendimiento o con prendas hibridas que combinan materiales y colores alegremente. La paleta otoñal domina esta temporada, marcada por destellos de colores saturados como el amarillo o el naranja.

 Atrás quedan las camisas: el próximo invierno los hombres usarán tejidos de punto o cuellos altos. También se verán camisas polo, y el guardarropas será completado por pantalones para correr o para hacer esquí, o por un cómodo pantalón de terciopelo, bajo la protección de una chaqueta abrigada. 

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterLujo - Prêt-à-porterDesfiles