El juez da luz verde al plan de reestructuración de True Religion

El pasado mes de julio, la marca californiana de denim se declaró en bancarrota y anunció una deuda de cerca de 500 millones de dólares (426 millones de euros). El juzgado local ha aprobado el plan de reestructuración.


El tribunal ha rebajado la deuda de la marca más de dos tercios. - Photo: True Religion

True Religion se acogió al capítulo 11 de bancarrota de la ley americana el pasado mes de julio, declaración con la que sucedía a una serie de marcas de la industria del denim debilitadas por un contexto complicado, como fue el caso de Rue21 y Aeropostale, quienes se vieron obligados a cerrar sus tiendas y presentar la solicitud de quiebra.

“Hemos dado un importante paso para reducir nuestra deuda, dinamizar la marca True Religion y poner de nuevo a la marca en el camino del crecimiento y el éxito”, había declarado John Ermatinger, director general de True Religion, en un comunicado de prensa.

Sólo tres meses después, el juez Christopher Sontchi ha aprobado el plan de reestructuración presentado por la empresa. El proyecto propuesto reduciría la deuda de la marca cerca de un 70% de un total de aproximadamente 500 millones de dólares (426 millones de euros). A cambio de la reducción de la deuda, los acreedores controlarán una gran parte de la empresa.

La marca de denim True Religion también se verá en la obligación de cerrar un importante número de sus tiendas menos productivas. Actualmente la marca posee cerca de 128 tiendas. Además de sus tiendas propias, True Religion distribuye sus artículos en grandes almacenes norteamericanos como Nordstrom, Bloomingdale's y Saks Fifth Avenue.

La maca fue creada en 2002 por Jeffrey Lubell y Kym Gold y vivió su gran éxito a mitades de los años 2000 gracias a sus diseños de denim bordados y estampados.
 

Traducido por Natalia Carrazon

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

DenimBusiness