El millonario chino Adrian Cheng lanza el fondo de inversión C Ventures

Adrian Cheng, descendiente de una de las familias más ricas de Hong Kong, se refiere a sí mismo como “empresario cultural”. Esta semana en París, el empresario ha anunciado el lanzamiento de un nuevo y significativo fondo de inversión dirigido a los consumidores del siglo 21, los Millennials y la Generación Z en China, según Cheng.
 
Adrian Cheng - at lunch in the Crillon Hotel

La nueva estructura de inversión de Cheng se llama C Ventures y ya ha tomado el control o adquirido participaciones en toda una red de marcas avanzadas desde un punto de vista tecnológico. Las firmas tienen perfiles muy variados, como el medio Nowness, la web especializada que crea proyectos y empleos para los jóvenes creadores Not Just a Label, o la sociedad de alquiler de prendas de lujo Armarium. El objetivo es crear una red interconectada de recursos generalmente occidentales, con el fin de orientarse con precisión a lo que Adrian Cheng llama la generación BAT, por Baidu, Alibaba y Tencent, los tres mastodontes del e-commerce chino.

“La generación BAT reagrupa a 427 millones de personas, ¡más que la población activa de Estados Unidos y la Unión Europea juntas!”, ha afirmado Adrian Cheng en un discurso en el Hotel Crillon. El imperio comercial de su familia, afincada en Hong Kong, incluye Rosewood, que controla el Crillon y el Carlyle en Nueva York, joyas de una red de 35 hoteles.

Los BAT representan el 65% de los clientes del e-commerce chino de ahora a 2020 y representarán el 53% del conjunto de los consumidores chinos. La política del hijo único implantada por el partido comunista ha dado lugar a un grupo sociológico con gustos radicalmente opuestos a los de sus padres y a los de los occidentales de la misma edad. “Nosotros nos servimos de la fórmula 4-2-1, que significa que estos hijos únicos están mimados por sus padres y por sus abuelos”, remarcó el joven millonario.

Tras haber estudiado con atención su comportamiento, C Ventures ha comenzado a adquirir sociedades capaces de responder a las necesidades específicas de estas generaciones. El hecho de que los BAT visualicen cada semana 765 minutos de vídeos ha llevado a C Ventures a adquirir una parte de Dazed Media y a comprar Nowness, un canal de vídeos de moda financiado por LVMH. Las pérdidas registradas por Nowness han permitido al fondo adquirir el canal por menos de 10 millones de dólares (8,4 millones de euros). Para sus diferentes inversiones, Adrian Cheng se ha asociado con el empresario y financiero del mundo de los medios Clive Ng.

El joven millonario chino ha señalado que los jóvenes chinos se sienten menos atraídos por la posesión de objetos que por el acceso a experiencias. Como resultado, C Ventures ha adquirido una parte importante de Armarium, una web envía a estilistas de primera línea a la casa de los clientes y alquila prendas de marcas como Pucci, Jimmy Choo, Haider Ackermann y Roberto Cavalli. Esta última firma, Roberto Cavalli, es otra de las inversiones de la familia Cheng a través de su consultora en lujo Luxaba, que asesora a DSquared2 y Moschino en China.

Paradójicamente, Adrien Cheng, vestido de la cabeza a los pies de Hermès, nunca ha comprado ropa en internet. Nacido en Hong Kong, el empresario es diplomado con honores por Harvard y su inglés es impecable. Adrien Cheng estudió japonés durante un año antes de crear K11, un concepto de centro comercial-museo que abrirá sus puertas dentro de poco en nueve ciudades chinas.

En 2015, Adrien Cheng fue nombrado sucesor del imperio comercial de su familia. El grupo Cheng Yu-tung fue fundado en 1929 por su abuelo y cuenta entre su portfolio de marcas con Chow Tai Fook, la cadena mundial de joyerías más grande del mundo; así como New World Development, con una capitalización bursátil de más de 80.000 millones de dólares de Hong Kong (9.240 millones de euros).

Adrien Cheng ha prometido que este próximo otoño anunciará cinco significativas nuevas inversiones. En 2019 lanzará Victoria Dockside, un gigantesco proyecto comercial de cerca de 300.000 metros cuadrados en Hong Kong, con un coste estimado de 2.500 millones de euros.

Traducido por Natalia Carrazon

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - ComplementosLujo - Prêt-à-porterLujo - ComplementosBusiness