El prêt-à-porter crece en EE UU en marzo a pesar de la caída del retail

Las ventas minoristas en Estados Unidos cayeron por segundo mes consecutivo en marzo y los precios al consumidor cayeron por primera vez en poco más de un año, subrayando la magnitud de la pérdida de impulso del crecimiento económico en el primer trimestre.

Algunos retailers americanos están presionados, a pesar de seguir vendiendo - Wikimedia

Sin embargo, los ingresos en las tiendas de ropa aumentaron en más de un año, a pesar de la disminución del tráfico de centros comerciales y el aumento de la competencia de los minoristas en línea, liderado por Amazon.com. Los minoristas como J.C. Penney Co Inc, Abercrombie & Fitch y Macy's Inc están retrocediendo en sus tiendas físicas debido al crecimiento del e-tail, pero las últimas cifras muestran que las tiendas de moda siguen siendo materia y los compradores siguen comprando ropa.

Y con el mercado de trabajo cerca del pleno empleo, el informe general del viernes fracasó en no cambiar las opiniones de que la Reserva Federal volverá a subir las tasas de interés en junio, ya que los economistas esperan un repunte de las ventas minoristas y la inflación mensual.

"Para la Fed, el impulso subyacente es más importante en términos de decisiones de política, y eso parece ser fuerte, respaldado por un mercado de trabajo cada vez más estricto, ingresos crecientes y alta confianza de los consumidores", dijo Gregory Daco, jefe de macroeconomía en Oxford Economics en Nueva York.

El Departamento de Comercio dijo que las ventas minoristas cayeron un 0,2% el mes pasado después de una caída de 0,3% en febrero, que fue la primera y mayor disminución en casi un año. Pero en comparación con marzo del año pasado las ventas minoristas aumentaron un 5,2%.

Los economistas habían previsto que las ventas al por menor cayeran un 0,1%. Excluyendo automóviles, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentos, las ventas minoristas se recuperaron un 0,5% el mes pasado tras caer un 0,2% en febrero.

Estas denominadas ventas al por menor de núcleo corresponden más estrechamente con el componente de gasto del consumidor del producto interno bruto.

A pesar del repunte del mes pasado en las ventas minoristas, el consumo probablemente frenó bruscamente en el primer trimestre después de crecer a una tasa anualizada de 3,5% en los últimos tres meses de 2016. La aparente desaceleración del consumo se atribuye en parte al desembolso tardío del impuesto sobre la renta de reembolsos por parte del gobierno en su lucha contra el fraude.

La Fed de Atlanta redujo su estimación del PIB del primer trimestre en un décimo de punto porcentual a una tasa del 0,5%, lo que sería el desempeño más débil en tres años. La economía creció a un ritmo de 2,1% en el cuarto trimestre.

Con un crecimiento del empleo promedio de 178.000 por mes en el primer trimestre, la desaceleración anticipada del PIB probablemente subestime la salud de la economía. El PIB del primer trimestre tiende a ser más débil debido a problemas de cálculo que el gobierno ha reconocido y está trabajando para resolver.

Traducido por Hermes Manyes

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

Moda - Prêt-à-porterLujo - Prêt-à-porterBusiness