El triunfo de Francia en la Copa del Mundo lleva a las marcas patrocinadoras a la victoria

Fue una victoria que trascendió Francia y a los franceses y llegó a todo el mundo. La actuación del equipo galo, que venció a la selección de Croacia por un 4 – 2 en la tarde del domingo en la final de la Copa del Mundo, regaló escenas de júbilo y alegría que se alargaron bien entrada la noche. Más allá de las celebraciones y la euforia francesa, el partido ejerció también como una plataforma masiva de marketing para los distintos agentes del deporte y la moda.

Un vídeo de Nike celebrando la victoria francesa

Mientras que Adidas estuvo en el corazón del torneo como patrocinador de la pelota que recorrió el césped y con sus lonas de publicidad adosadas a los córners del campo, Nike fue la verdadera ganadora, pues tanto el equipo francés como el croata lucieron equipaciones del gigante estadounidense del deporte.

“Hemos tenido un gran éxito, con tres de los cuatro equipos de las semifinales (Francia, Croacia e Inglaterra) vestidos por nosotros; y hemos proporcionado el 65% de las botas que han pisado el campo”, explicó Elliot Hill, director de la división responsable de los consumidores y mercados de la marca americana en una entrevista con AFP.

Con acuerdos de patrocinio firmados en 2014, Adidas vio a Alemania, España y Argentina –sus tres principales activos- eliminados en las primeras fases. Pese a la decepción deportiva de sus equipos, la firma alemana anunció en un comunicado emitido en junio que esperaba ventas de las camisetas de sus selecciones por valor de 8 millones de euros en todo el mundo en el periodo del torneo. Una cifra de ventas mayor a la que se registró en el Mundial de Brasil en 2014. Eso sí, con el acuerdo de patrocinio con Francia, que dura hasta 2026 y está valorado en 50,5 millones de euros al año, Nike espera hacerlo mucho mejor.


Natalia Vodianova presentando la Copa del Mundo antes de la final

Incluso antes de que comenzara el juego, una marca de lujo se coló en el observado panorama. El trofeo de la Copa del Mundo se llevó al campo en una pequeña maleta plateada de Louis Vuitton. Natalia Vodianova, musa de Louis Vuitton y esposa de Antoine Arnault, desveló el trofeo en compañía de Philipp Lahm, antiguo capitán de la selección de Alemania, quien ganó la anterior competición.

Una vez que el torneo comenzó, arrancó el desfile de las marcas deportivas. Antoine Griezmann, embajador de Puma (como Olivier Giroud) lanzó un penalti y Paul Pogba, quien apareció en la última campaña de Adidas, colocó con la izquierda en balón en la red de Danijel Subasic, el portero croata.


Paul Pogba, embajador de Adidas y anotador del partido

También en el equipo de Croacia, Mario Mandzukic e Ivan Perisic, los dos anotadores de los goles, iban calzados con zapatillas de Nike, igual que Luka Modric, el jugador del equipo con la camiseta a cuadros que fue también elegido el mejor jugador del Mundial.

En el campo, Nike tuvo un especial olfato con Francia. La Copa del Mundo vio emerger a una nueva estrella del fútbol mundial, Kylian Mbappé. El joven internacional francés, que ejerció de factor X en el equipo francés durante la competición y en las rondas finales, fue equipado con el modelo de Nike elaborado en colaboración con Off-White.


Simon Porte Jacquemus con las dos estrellas

Nike también había elegido una imagen del delantero para celebrar la victoria de la selección francesa. Kylian Mbappé, todo sonrisas, lucía la camiseta francesa, cuyo gallo, emblema nacional, estaba decorado con dos estrellas. Una camiseta que también vistió Simon Porte Jaquemus, a quien Nike se la regaló antes del partido. Se vio al diseñador con ella puesta mientras posteaba en la cuenta de Instagram de Vogue Homme como invitado.

Una manera de comunicarse con los franceses, pero también con el fútbol y con la moda.

Con AFP.
 

Traducido por Eva Gracia Morales

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - CalzadoDeporteBusiness