Festival de Hyères 2017: citas y mesas redondas

Es el gran festival de la moda. Una peregrinación anual en el histórico balneario en el extremo más meridional de la Costa Azul, para el Festival Internacional de Moda y Fotografía de Hyères. Además, también es un fin de semana donde los líderes de la industria discuten, reflexionan y hacen lluvias de ideas sobre el futuro de la moda en una serie de clases magistrales y mesas redondas, un programa llamado Les Rencontres o The Meetings, dirigido por la Chambre Syndicale, con sede en París.

El vibrante rosa de Schiaparelli vuela con orgullo en el Festival de Hyères, en la Villa Noailles. - Schiaparelli Shocking Pink proudly flies over the Hyères Festival at the Villa Noailles
 
Ninguna carrera en la moda está completa sin una visita a Hyères —que celebró su 32ª edición este fin de semana— y esto aplica para diseñadores, editores, fotógrafos, CEOs y burócratas de moda. Una fiesta de cuatro días con tres competiciones clave para jóvenes talentos: moda, accesorios y fotografía; una serie de impresionantes exposiciones que van desde raras fotografías de Michael Jackson; una magnífica instalación por el ilustrador Nicolas Ouchenir; una muestra de la correspondencia entre Jean Cocteau y Marie Laure de Noailles; hasta debates de mesa redonda de alto nivel centrados en la Villa Noailles, nombrada a partir de Marie Laure de Noailles, que para los no iniciados fue probablemente la última gran anfitriona de un gran salón privado de París, y una notable patrona de las artes. Su villa completamente encantadora fue diseñada por Robert Mallet-Stevens y construida en etapas en los años 20.
 
El premio de Hyères ha lanzado numerosas carreras. Los ganadores anteriores han incluido líderes contemporáneos como Anthony Vaccarello, Viktor & Rolf y Julien Dossena, actualmente el diseñador de Paco Rabanne. Así que ganar el premio del Grand Prix du Jury es visto como una catapulta al estrellato. Este año fue para la suiza Vanessa Schindler, aunque fue significativo que el famoso emporio parisino de compras, Galeries Lafayette, entregara su premio a la francesa Marine Serre. La línea de Sarre, titulada Radical Call for Love, se convertirá en una colección cápsula de la mano de la cadena de grandes almacenes.

Las clases magistrales —un notable debate con el fotógrafo británico y presidente del jurado de fotografía, Tim Walker— y mesas redondas se llevaron a cabo en el jardín del centro neurálgico del festival, la legendaria Villa Noailles.

Este año, los temas estuvieron centrados en la tecnología, con una discusión clave en la cadena de bloque, un protocolo digital diseñado para crear registros precisos sobre los intercambios en Internet y las bases de la moneda virtual, el bit coin.
  
El animador principal fue Pascal Morand, el presidente de la Chambre Syndicale, que frecuentemente llevó cada discusión a una gentil conclusión. Las mesas redondas abrieron con una clase magistral por Bertrand Guyon, hablando con Pierre Joos, sobre como está reinventando y reviviendo Schiaparelli. El vibrante color rosado de la legendaria diseñadora italiana estuvo presente durante el festival: una enorme bandera en la cima de la villa; una espléndida instalación de moda por Guyon; el telón de fondo de las conversaciones; y una decoración de tela verdaderamente magnífica de varios cientos de metros para los desfiles, organizados en conjunto dentro de un almacén en el Salon des Pesquiers. Con el título "They Didn’t Burn my Inner-Elsa", el enorme material envoltorio de Xénia Laffely fue muy inspirador.

Probablemente, el debate más activo fue sobre Europa y su Nueva Frontera Creativa, con Eric Peters, el hombre responsable de coordinar la campaña de la Unión Europea para garantizar un Mercado Digital Único.
  
Peters subrayó "el elemento moral en la moda, y cómo lo que crean los diseñadores, independientemente de lo que sea, son también expresiones de valores como la tolerancia y la apertura a otras culturas".
 
Otros señalaron que en el largo arco de la historia, la Villa Noailles fue construida en los años veinte, conocido como "Les Années folles" en Francia, cuando los escritores legendarios como James Joyce y Ernest Hemingway; artistas como Cocteau y Picasso; escultores como Alberto Giacometti y fotógrafos como Man Ray —muchos de ellos asociados con la villa— revolucionaron sus respectivas disciplinas. Y que tal vez nuestra próxima década podría simplemente anunciar otra era tan dinámica.
 
Aunque varios oradores, especialmente la editora de moda de La Repubblica de Roma, Simone Marchetti, lamentaron la falta de apoyo a los jóvenes diseñadores, el festival costero de Hyères parecía inundado de patrocinadores, como Swarovski, que financia el premio de accesorios, y Woolmark, que suministra a los diseñadores con lana avanzada.
 
"Estamos muy contentos de apoyar este festival y muy orgullosos de suministrar a estos jóvenes creadores de lana australiana para sus colecciones. Apoyar, cultivar y fomentar el uso de la lana merina y promover sus cualidades polivalentes es parte esencial de nuestra estrategia a largo plazo", explicó Stuart Ford, director de Woolmark en el hemisferio occidental.

Hyères Festival founder Jean-Pierre Blanc with Audrey Marnay

El festival es la creación de Jean Pierre Blanc, para quien sigue siendo un profundo trabajo de amor. Su carta introductoria al elegante programa de 354 páginas para 2017 incluye las letras completas de la canción de Queen, "Take My Breath Away", que Blanc describe como "una oda al amor por una extraña leyenda británica queer", es decir, Freddie Mercury.

“Así que por favor no te vayas
No me dejes aquí solo
Me siento tan solo de vez en cuando"

Casi un himno a Hyères ya que cada primavera espera el regreso de turistas y fashionistas, y una caminata anual que comienza con este festival en el último fin de semana de abril. Un suceso a la moda y la obstinada determinación y compromiso imaginativo del querido Blanc.

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

ModaLujoDiseñoGenteEventos