Hyères 2018: el empoderamiento femenino fue protagonista

Antes todos los caminos llevaban a Roma. El pasado fin de semana todos los ámbitos relacionados con la moda convergieron en Hyères, donde se pudo presenciar, en plena era del empoderamiento de la mujer, la eclosión del talento femenino en todas las disciplinas del festival – moda, accesorios y fotografía.

Las ganadoras del Gran Premio de Moda, Rushemy Botter y Lisi Herrebrugh (centro), aplaudidas por Haider Ackermann - Foto: FashionNetwork.com - Dominique Muret - FashionNetwork.com ph DM

Las mujeres han ganado casi todos los premios principales, tanto en moda como en accesorios. Es cierto que el Gran Premio del Jurado en moda recayó sobre una colección masculina, aunque se trataba de un trabajo conjunto de un equipo de diseño de Holanda: Rushemy Botter y Lisi Herrebrugh. Botter fue el único hombre entre las 14 ganadoras.

Por lo demás, las mujeres dominaron, y en Francia, donde los valores republicanos de estricta igualdad son sagrados, esto ocurrió sin ningún tipo de discriminación positiva por parte de la organización.
 
"Ha ocurrido por casualidad. Pero estamos muy contentos de que se haya dado así. Muestra la libertad propia de nuestro festival y la manera en la mantiene las puertas siempre abiertas a todo el mundo", cuenta Jean-Pierre Blanc, el caballero con barba que concibió el Festival de Hyères, lo fundó y que aún lo dirige.
 
Se trata también de un festival muy arraigado en su comunidad, en la que varios miles de habitantes de la zona abarrotaron los desfiles de los diez finalistas a lo largo de tres noches dentro de las Salins des Pesquiers, un antiguo almacén de sal en la península de Giens.


Julia Dessirie, Flora Fixy y Kate Fichard, ganadoras en la categoría de accesorios - Foto: FashionNetwork.com - Dominique Muret - FashionNetwork.com ph DM

"Para mí, la ceremonia inaugural fue algo muy destacado. Ver tanta gente, profesionales excepcionales, diseñadores brillantes y grandes creativos junto a cientos de personas de la zona demostró lo importante que es el festival para mucha gente", opinó Blanc.

Tratándose de Francia, tenía que haber un gran momento intelectual. No sorprendió la presencia de la ex ministra de cultura Audrey Azoulay. Y una serie de concurridos debates organizados por la Federación de la Alta Costura y de la Moda, incluyendo temas como el futuro del retail después de Collete o el papel de la inteligencia artificial en la moda. Y tratándose de Francia, el debate llegó a ser profundo, con el presidente de la Federación Pascal Morand exponiendo que los orígenes de la inteligencia artificial se remontan al periodo de entreguerras en VIena, cuando los intelectuales austriacos buscaban la verdad en la ciencia frente al auge del totalitarismo.

"Y el principio de la creación sigue siendo escapar de la prisión del pasado", afirmó Morand, resumiendo efectivamente lo que Hyères ha sido este año. Es lo que hace el festival, premiar el talento emergente que luego liderará la moda, como Anthony Vaccarello y Viktor & Rolf.
 
Cuando hacen referencia a las buenas cosechas de vino, los franceses usan el término 'millésieme', y este ha sido sin duda una añada sin precedentes.

Fundado en 1985, el festival ha tenido sus altibajos, y Blanc ha peleado con valentía para encontrar patrocinadores y convencer a los políticos locales del potencial del evento y del recinto, Villa de Noailles, en la reactivación de la vida cultural en la región, al sur de la Costa Azul.

En mi primera visita a Villa Noailles hace dos décadas, coincidiendo con el décimo aniversario en 1995, la mansión estaba casi en ruinas. Hoy ha sido muy bien restaurada y alberga exposiviones en cada sala desde la pista de squash hasta la antigua piscina.
 
El festival recibió un gran impulso en su 30 aniversario con la asistencia de Karl Lagerfeld, que dio una gran master class, y Chanel se sumó a los patrocinadores más comprometidos. Desde entonces, Chanel ha permitido a los ganadores de Hyères incorporarse a diferentes equipos dentro de su grupo Paraffection, que engloba sus empresas de artes y oficios como Maison Lesage (bordados), Maison Lemarié (plumas) y Massaro (botas hechas a mano). Se trata del grupo de firmas de este tipo más grande del mundo.
 
Otro de los patrocinadores clave es Premiere Vision, que garantiza con efectividad que los diez finalistas tienen acceso a los mejores recursos de la gran feria de tejidos parisina.
 
"No queremos únicamente proporcionar un cheque de patrocinio, sino realmente ofrecer los increíbles textiles de Premiere Vision a los talentos creativos que se descubren en Hyères. Y creo que si miras los resultados en la pasarela, lo hemos hecho con éxito", ha dicho Philippe Pasquet, director ejecutivo de la feria.
 
Por encima de todo, Hyères es una mezcla de dos familias paralelas - moda y fotografía.
 
"Creo que seguimos atrayendo a un grupo especial de personas porque la dirección artística del festival es por lo general muy fuerte y de gran nivel. Además, está en una enclave único, la Costa Azul, y pasar cuatro días y medio en la mitad sur de Fracia es muy atractivo y una buena forma de encontrarse y debatir de verdad", sonríe Blanc.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDiseño