La UE se prepara para cambiar las normas tributarias de gigantes digitales

Los ministros de finanzas europeos discutirán esta semana una propuesta dirigida a aumentar los impuestos de compañía digitales multinacionales como Google y Amazon, según un documento obtenido por Reuters.


Archiv

Los gigantes del ecommerce se han visto envueltos en un debate respecto a los impuestos que pagan en Europa, pues éstos son mucho más bajos que los de las empresas nacionales. No obstante, los países europeos no han logrado encontrar forma de hacer que estas compañías paguen más, pues existen normas que los protegen de impuestos internacionales.

"El marco legal favorece actualmente a compañías digitales sobre sus rivales físicas e impide que los estados recojan importantes ingresos tributarios", ha apuntado Estonia en un documento preparado para una reunión de ministros de finanzas en Tallin el 15 y 16 de septiembre.

El documento propone una reforma a las normas tributarias internacionales para cambiar el concepto de “establecimiento permanente”, para forzar a las empresas multinacionales a pagar impuestos no sólo en el país donde están registradas sino también en otros.

La propuesta surge en medio de una serie de negociaciones entre países de la Unión Europea y compañías digitales sobre el pago de impuestos atrasados. Sin embargo, estos procesos son largos y están llenos de obstáculos legales.

En julio, un tribunal francés dictaminó que Google, ahora parte de Alphabet Inc, no debe pagar los 1.100 millones de euros en impuestos que las autoridades francesas habían exigido pues no tiene un “establecimiento permanente” en Francia.

Bajo la propuesta de Estonia, a pesar de no tener presencia física, las compañías digitales de gran escala estarán sujetas a impuestos en los países donde obtienen beneficio. Un establecimiento “virtual” sería suficiente para justificar la imposición.

La propuesta va más allá de los principios tributarios establecidos a nivel internacional por miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que incluye a países como Estados Unidos y Japón, entre otros.

Es también más ambiciosa que otras propuestas que están siendo discutidas a nivel internacional para abordar los bajos impuestos que pagan las compañías multinacionales.

Los 28 estados de la UE tienen un poder de veto sobre temas fiscales y algunos de ellos han bloqueado reformas similares en el pasado.

Para evitar una reacción de shock, Estonia sugiere discutir la propuesta en los próximos meses para llegar a una posición común en diciembre.

Esta decisión común a nivel regional se utilizará entonces para impulsar los cambios a nivel mundial, dice el documento.

No se prevén cambios a nivel de la UE a menos que se modifiquen las normas a nivel mundial. El objetivo es evitar una pérdida de competitividad en la economía europea. 

Traducido por Barbara Santamaria

© Thomson Reuters 2017 All rights reserved.

Moda - OtroIndustria