La boda real británica estimula las ventas en Reino Unido

La celebración de la boda real británica que se celebrará el próximo sábado entre la actriz Meghan Markle y el príncipe Harry elevaría el gasto de los británicos a cerca de 195,5 millones de libras esterlinas (223 millones de euros), según los últimos análisis del especialista de venta al por menor Springboard. Según la agencia, los gastos ligados al evento aumentarían un 0,2% las ventas entre el mes de mayo y el mes de agosto, así como la frecuentación de los comercios un 0,3%.


La boda real británica estimula las ventas en Reino Unido

Sólo para el mes de mayo, los analistas prevén un gasto extra de 93,1 millones de libras (106,2 millones de euros) en los comercios, centros comerciales y grandes almacenes británicos, que irían seguidos de 102,4 millones de libras (116,8 millones de euros) en junio, julio y agosto.

“ Las celebraciones nacionales siempre han tenido un impacto positivo en el consumo, frecuentación y gasto. En la boda del duque y la duquesa de Cambridge, la asistencia a comercios aumentó un 5% la semana de la boda y posteriormente una media del 0,9% durante los tres siguientes meses, gracias al estado de ánimo positivo de los consumidores”, afirma Diane Wehrle, de la agencia Springboard.

Pero si Springborard anticipa un alza en las ventas, también prevé que el aumento representará solamente una cuarta parte de lo que se previó para la anterior boda real, fundamentalmente debido a las desfavorables condiciones a las que hace frente el sector de la venta física actualmente.

El sector que comprende fundamentalmente la moda alcanzaría los 48,9 millones de libras (55,8 millones de euros) gracias al “Efecto Meghan”.

El Reino Unido, bajo el punto de mira, recibiría el gasto directo de los turistas, que también aumentaría cerca de 50 millones de libras (57 millones de euros) en los próximos meses, mientras se prevé que se gastarán más de 41,1 millones de libras (46,9 millones de euros) en la compra de artículos directamente ligados a la boda en cuestión. Evidentemente, el aumento del número de turistas debería beneficiar al sector de la moda.

Por su parte, los proveedores oficiales de la casa real sacarán también partido de este fin  de semana. Un nuevo análisis, publicado por el barrio londinense del West End y de Mayfair prevé cerca de 160 millones de libras (182,5 millones de euros). El contrato más antiguo con la Casa Real británica lo tiene la sastrería masculina Gieves & Hawkes, desde hace 209 años, en Savile Row. El más reciente fue atribuído al especialista de plata Thomas Lyte en 2015. Burberry se encuentra, por su parte, entre las marcas que habrían recibido la aprobación oficial de la monarquía.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

NupcialBusiness