La empresa alemana de ropa C&A pone los ojos en China

La cadena alemana de ropa C&A estudia colaboraciones y otros tipos de inversiones exteriores mientras desarrolla un plan de reestructuración centrado en China y otros mercados emergentes, tal y como ha explicado su propietario.


Reuters

COFRA Holding, con sede en Suiza, ha emitido un comunicado en respuesta a una noticia publicada en Spiegel Online que indicaba que C&A, fundada en el siglo XIX y de propiedad familiar, estaba a punto de ser vendida a un grupo anónimo de inversores chinos.

"Estamos comprometidos a crear un negocio de éxito y con garantía de futuro para C&A, y por eso nos hemos embarcado en un programa de crecimiento y transformación", ha explicado un representante de COFRA Holding en el comunicado enviado a Reuters.

"La transformación en curso de C&A incluye un estudio de vías de aceleración en zonas prioritarias de alto crecimiento". Esto incluye "China, mercados emergentes e internet... y también podría incluir colaboraciones y otros tipos de inversiones exteriores".

C&A fue fundada en 1841 por los hermanos Clemens y August Brenninkmeyer, y hoy en día cuenta con más de 1500 tiendas que da empleo a 35 000 personas en más de 18 países europeos.

El negocio, controlado a través de COFRA por más de 1000 descendientes de los Brenninkmeyer, ha luchado por competir con las marcas de fast-fashion y las tiendas online.

Alain Caparros, que trabajaba en la cadena de supermercados alemanes REWE, fue contratado como director ejecutivo de C&A a mediados de 2017, en sustitución de Philippe Brenninkmeijer, rompiendo la tradición de que un miembro de la familia dirigiera la empresa.
 

Traducido por Ana Ibáñez

copyright_reutersapi

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroBusiness