La unión hace la fuerza para los latinos en Nueva York

Exponer en la Fashion Week de Nueva York sigue siguiendo inalcanzable para la mayoría de los diseñadores latinos. Este año cuatro mujeres decidieron ayudarlos a salir de la sombra.


Última colección de Maria Elena Villamil - Latin Curated Facebook

A través del proyecto colectivo “Latin Curated”, cuatro mujeres han abierto esta semana una ventana a la creación sudamericana de alta gama. El objetivo es entrar en el mercado internacional que está en búsqueda constante de innovación y nuevos diseñadores.

“Es muy difícil para los jóvenes talentos de América del Sur mostrar su trabajo en Nueva York. Es por ello que los hemos agrupado y traído juntos a Nueva York. Los compradores podrán ver una oferta unificada de la oferta regional”, explicó la boliviana Claudia Torrico, sobre el proyecto con sus tres socias colombianas. 

La plataforma, nacida en Bogotá, reúne a 42 diseñadores y marcas, mayoritariamente colombianos para esta primera versión. Cerca de 150 diseñadores latinoamericanos han manifestado también su voluntad de integrarse al proyecto para la edición de febrero, según ha explicado Lorena Cuevas, directora artística de Latin Curated. 

“En este momento ha habido un verdadero boom latinoamericano. Los compradores extranjeros buscan nuevas marcas latinas, es impresionante”, afirma Cuevas, diseñadora de la marca colombiana Mullierr. 

“América latina es actualmente el nuevo El Dorado, en cuanto a artistas, moda, arte, teatro y cine. Somos una escapatoria en un mundo preocupado por la ecología, la sostenibilidad y la producción justa”, apuntó. 

El nuevo El Dorado 

Para los diseñadores emergentes, “entrar en el mercado internacional es muy caro y no tienen los medios”, insiste una de las fundadoras. 

Latin Curated se instala durante un mes en un gran espacio de dos pisos en el barrio del Soho en Nueva York. El objetivo es vender algunas piezas al público general, pero también mostrar a los profesionales, a los grandes compradores como Net-a-Porter, Moda Operandi y las pequeñas tiendas de Nueva York, opciones para diferenciarse. 

La plataforma cuenta con el apoyo de personalidades influyentes en el medio, como la colombiana Nina García, nombrada este martes editora en jefe de la veredición americana de Elle, ex directora artística de Marie Claire, así como la agencia de publicidad KCD. 

Nueva York es el primer destino de Latin Curated. París, Londres y Milán están en la mira de las directivas, así como las ciudades asiáticas, con el fin de “conquistar todos los mercados”, asintió Cuevas. 

“Es el primer año y ha sido muy difícil montar la exposición, pero la respuesta ha sido increíble” sonrió Claudia Torrico, mostrando un bolso en forma de pescado, parte de la exposición de la marca colombiana Soy. 

Entre las otras piezas presentes hay vestidos de baño tejidos a mano de Entreaguas, que se denomina arte “portable” o prendas hechas a mano por la firma Andrea Lanza. 

“La obra de arte soy yo” se lee en los bolsos de cuero negro adornado con detalles de color. Para integrar la plataforma, los diseñadores pagan una cantidad anual. Latin Curated cuenta también con subsidios de una agencia gubernamental colombiana, así como de empresas privadas de la talla de Juan Valdez y Avianca. 

 

Traducido por Tamara Gonzalez Litman

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.

Lujo - Prêt-à-porterDesfilesDiseño