Las marcas se distancian de la seguridad en las fábricas de Bangladesh

Cinco años después de la tragedia del Rana Plaza, parte de la movilización de las marcas en pos de la seguridad de los trabajadores de Bangladesh ha perdido sus fuerzas. La iniciativa estadounidense Alliance for Bangladesh Worker Safety busca quien tome su lugar, mientras su contraparte europea, Accord on Fire and Building Safety, se renovará durante otros cinco años.


Entrenamiento de seguridad del acuerdo en una fábrica en Bangladesh - Accord on Fire and Building Safety

Como ya anunció FashionNetwork.com el pasado mes de septiembre, la Alianza cree que ha cumplido su misión. En abril, los representantes de sus marcas viajaron a Dhaka para analizar la formación de un sucesor para la organización, pero no se ha hecho ningún anuncio al respecto desde entonces. "Las marcas miembro de la Alianza están listas para asociarse con el gobierno de Bangladesh y la Asociación de Fabricantes y Exportadores de Ropa de Bangladesh (BGMEA, por sus siglas en inglés) para crear una organización independiente, creíble y dirigida localmente que continuará el importante trabajo", dijo el director general de la organización, el embajador James Moriarty.

La Alliance for Bangladesh Worker Safety de Bangladesh reunía a 29 empresas, incluidos grandes nombres como Gap Inc., JCPenney, Kohl's, Macy's, Nordstrom, Target, VF Corp y Walmart. La organización afirma haber resuelto el 90% de los peligros encontrados en 600 fábricas. Alrededor de 1,5 millones de trabajadores habrían recibido capacitación de seguridad, a la vez que se habría establecido una línea directa permanente.

El acuerdo renovado

Por su parte, el Accord on Fire and Building Safety se renueva durante otros cinco años. De los 220 signatarios del tratado, firmado el 15 de mayo de 2013, casi 175 lo han vuelto a suscribir. Las ausencias más notables son la de la estadounidense Abercrombie & Fitch, que pasa por diversas dificultades, y el gigante sueco Ikea, que prefiere dedicarse a su propio programa de auditoria, Iway. También se retiraron Edinburgh Woolen Mill y Sean John, la marca fundada por Puff Daddy

Los signatarios del documento de transición de ocho páginas incluyen a Inditex, H&M, Fast Retailing, Primark, C&A, Esprit, PVH, Marks & Spencer, Carrefour, Otto, Target, Bestseller, American Eagle Outfitters, Benetton, Camaïeu, El Corte Inglés e Intersport. Estos grupos y marcas, además, han anunciado el nombramiento del nuevo inspector jefe de seguridad (CSI), Stephen Quinn, quien previamentetrabajó en este área para diversas organizaciones internacionales, en Europa y en los Emiratos Árabes Unidos.

El Acuerdo ha recogido en su balance de abril de 2018 controlar las condiciones de seguridad de más de 1600 fábricas de Bangladesh. Más de 25 000 controles han ayudado a superar el 84% de las amenazas de seguridad identificadas tras las inspecciones iniciales realizadas desde 2013. Más en detalle, si bien el 88% de los peligros eléctricos y el 74% de los peligros incendiarios se han eliminado, los peligros estructurales, como el que causó la tragedia del Rana Plaza, solo se corrigieron en un 62%. El informe destaca la importancia del compromiso a largo plazo de las empresas que se abastecen en estas fábricas.

El 24 de abril de 2013, más de 1130 personas murieron en el derrumbe del edificio Rana Plaza, que albergaba una fábrica de ropa en las afueras de Dhaka. El derrumbe también dejó más 2000 heridos. La tragedia sacó a la luz el lado oscuro de la subcontratación de las grandes marcas internacionales.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

TextilIndustria