Lucinda Chambers renuncia como directora de moda de Vogue UK

Lucinda Chambers, la directora de moda de British Vogue, dejará su puesto este verano, al mismo tiempo que su jefa, Alexandra Shulman, abandona la publicación.

@britishvogue

Sobre su periodo de 36 años en la publicación, Chambers dijo: “Adoro British Vogue y estoy muy orgullosa de haber sido parte de ella durante tanto tiempo". 

Aunque no se dio razón alguna de su renuncia, su marcha coincidirá con la llegada de Edward Enninful, el primer editor masculino en la historia de la Vogue británica. Él tiene una historia como director de moda más práctico en lugar de periodista como Shulman.

Chambers inició en Condé Nast en 1980 en el departamento de cuentas, pero más tarde se trasladó a la editorial de Vogue y en un punto fue asistente de la entonces directora creativa, Grace Coddington, Ella tomó ese papel al mismo tiempo que Shulman se unió como redactora en jefe.

Este miércoles, Shulman declaró en la web de Vogue UK que "Lucinda ha sido la colaboradora creativa más maravillosa, además de amiga, a lo largo de toda mi dirección". También dijo que ha producido "muchas de las fotografías de moda más influyentes e inspiradoras en el mundo durante su tiempo como directora de moda de esta revista, así como un gran número de nuestras portadas más notables".

Chambers ha sido conocida especialmente por su fuerte relación de trabajo con fotógrafos estrellas, incluyendo a Mario Testino, con quien ha producido diversas editoriales memorables.

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterMedios de comunicación