Mary Katrantzou habla en Dubai sobre su experiencia

El reto principal al dirigir una marca de moda es supervisar los equipos de forma eficaz. La solución más inteligente, según Mary Katrantzou, es escuchar la opinión de cada uno, incluso los pasantes. La diseñadora griega presentó una conferencia en el primer día de Fashion Forward Dubai (FFWD), donde respondió preguntas de un nutrido público.

Mary Katrantzou en Dubaï - DR

“Era muy ingenua cuando comencé. Les dije a mis padres que no vendería ninguna pieza de mi primera colección. Para mí, se trataba de afirmar un punto de vista artístico, sin preocuparme por el aspecto comercial. Me preguntaron que de qué servía crear ropa si nadie la iba a usar”, declaró Katrantzou ante una tribuna de 200 asistentes del Dubai Design District.

Al final, para su sorpresa, recibió una gran cantidad de pedidos, provenientes de Londres e incluso Hong Kong. “Tuve que crecer muy rápido, arreglar los problemas de logística y producción. Lograr hacer un envío u acabar un pedido en menos de 30 días ya era bastante difícil”, confesó la diseñadora griega, quien debatió con Ghlizlan Guenez, fundador del portal de ecommerce The Modist, durante un panel moderado por la periodista de Dubái Ritu Upadhyay.

Katrantzou creó su propia marca en 2008, con un estilo único e inmediatamente reconocible, basado en estampados trampantojo, gigantescos frascos con piedras preciosas y motivos arquitecturales. En 2011, fue merecedora del British Fashion Award en la categoría Talento Emergente, antes de recibir en 2015 el premio Vogue/BFC Fashion Fund, con una dotación de 200.000 libras (225.690 euros).

Katrantzou pensó durante mucho tiempo que su estilo gráfico se limitaba a una pequeña categoría de conocedores. “Pero como mis diseños se han vuelto bastante abiertos y fáciles de usar, mi estilo se ha democratizado rápidamente”, reconoce la diseñadora.

Según afirma, sus asociaciones con otras marcas le han permitido progresar rápidamente. Katrantzou ha creado ropa y calzado con estampados caleidoscópicos para Adidas, chaquetas ultra amplias para Moncler y bolsos con tela estampada de orquídeas para Longchamp.

“Para ser sincera, cuando no sé mucho sobre un nuevo producto o una categoría que me interesa, trabajo con una marca grande que sepa mucho más que yo”, explicó.
También resaltó que su marca ultra colorida y llena de estampados fue lanzada en medio de una tendencia muy minimalista. “si hubiera seguido al mercado, ni siquiera habría creado una colección”. Hoy en día distribuye su ropa en más de 280 puntos de venta.

Extrañamente, Katrantzou, por su parte, solo se viste de negro. “Me da un aspecto más sobrio. El único momento en el que uso colores es en las vacaciones, entonces me vuelvo fluorescente”.

En cuanto a las redes sociales, la diseñadora afirma que su cuenta de Instagram sigue siendo muy personal. “Me encanta tomar fotos de mujeres independientes, sobre todo de mujeres con un estilo de vestir que las empodera”.

Hace poco Katrantzou conoció a una mujer que le reconoció que, tras haber sido invitada a la cena de corresponsales de la Casa Blanca a la que asistió con un vestido de la diseñadora griega, se casó con su pareja tres meses después. “Se me llenan los ojos de lágrimas”, afirmó Katrantzou. “Mary, ¿podrías decirnos dónde está el vestido?”, bromeó Upadhyay ante un público que arrancó en risas.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterDiseño