Nike y Adidas denunciados por su política hacia los trabajadores

Los proveedores de material deportivo Nike y Adidas dedican cada vez más dinero a patrocinar deportistas y remunerar a sus accionistas y menos a sus trabajadores, denuncia un informe del colectivo "Ética en la Etiqueta" publicado el lunes.


Trabajadores textiles en Camboya - Tang Chhin Sothy/AFP

Según este informe, la carrera por el "patrocinio" de estas dos marcas, que visten a 22 de los 32 equipos que compiten por la copa de mundo de fútbol que arranca este jueves en Rusia "nunca había estado tan disputada". Es la continuación de un informe publicado con motivo de la Eurocopa 2016.

Adidas negoció con la selección alemana un contrato de 65 millones de euros, mientras que Nike firmó en 2016 el primer contrato de patrocinio vitalicio con el jugador Cristiano Ronaldo por 25 millones de dólares al año, subraya el informe.

Afirma también que, simultáneamente, las dos marcas "continúan su retirada de China, donde los salarios alcanzan niveles próximos al salario vital" a favor de países como Indonesia, Camboya o Vietnam, "donde los salarios medios son inferiores al 45-65 % del salario vital".

Del precio de un par de zapatillas, la parte correspondiente a los trabajadores ha caído un 30 % entre 1995 y 2017, afirma Ética en la Etiqueta. miembro de la organización "Clean Clothes Campaign".

"Si los proveedores de material deportivo hubieran mantenido las mismas cantidades de patrocinio a los clubes de fútbol que en 2015, los 226 millones de euros ahorrados habrían permitido asegurar un salario decente a más de un millón de trabajadores en Asia" señala el colectivo. Se denuncia un modelo económico en el que el objetivo central es "maximizar los beneficios para remunerar todavía más a los accionistas".

El colectivo exige a los proveedores "prácticas que garanticen un salario vital a los trabajadores que contribuyen en primer lugar a su crecimiento económico sin igual en el sector".

"El respeto de unas condiciones laborales justas y seguras y salarios justos en las fábricas (...) forma parte integral de la política comercial de Adidas y entra dentro de los acuerdos contractuales con nuestros proveedores", ha asegurado Adidas.

"Adidas exige que los empleadores paguen como mínimo la remuneración exigida por el ley o acordada en el marco de un proceso de negociación colectiva. Sin embargo, los salarios están determinados, además de por las condiciones económicas y el coste de vida de un país, por las leyes nacionales, el número y la disponibilidad de trabajadores en el país, la capacitación y las competencias del trabajador, la naturaleza del sector y la competitividad del empleador", añadía la marca alemana, asegurando que "el salario neto mensual de los asalariados de las fábricas con las que Adidas trabaja en Indonesia se sitúa muy por encima del salario mínimo actual".

Por su parte, Nike ha afirmado que su código de conducta está en consonancia con los estándares de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y que sus productos se fabrican en fábricas que son objeto de auditorías y que deben cumplir con este código de conducta.

Este prevé que "los proveedores deben pagar a sus empelados al menos el salario mínimo o el salario legal (el más alto de los dos) incluyendo primas por las horas extra" y deben cumplir con las legislaciones sociales vigentes.

"Seguimos negociando con gobiernos, fabricantes, ONG, marcas, sindicatos y trabajadores para apoyar un cambio estructural a largo plazo", ha añadido un portavoz.

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.

Moda - Prêt-à-porterDeporteModa - OtroIndustria