París es una fiesta internacional

​Vayan preparándose para una agitada semana de la moda parisina en la que veremos el debut en pasarela de firmas a las que seguir de cerca y el retorno de una de las casas de moda francesa más legendarias.
 
Ver desfile
Jacquemus - Primavera-verano 2018 - Mujer- Paris - © PixelFormula

Esta tanda, que durará 9 días y terminará el 6 de marzo, incluirá 79 desfiles y unas 30 presentaciones más. Pero, como siempre ocurre en la moda, un sector que nunca deja de buscar lo nuevo, la atención estará puesta en una serie de interesantes debuts.

El más esperado será sin duda el de Yiqing Yin’s, de origen pequinés, que presentará su primera colección para Poiret un siglo después de que Paul Poiret fuera el rey supremo de París.
 
Aunque murió sin apenas dinero, Poiret logró condensar en sus diseños el color salvaje y la fantasía que se respiraban en el París previo a la Primera Guerra Mundial. Él fue uno de los primeros diseñadores en colaborar con artistas y fue famoso por introducir en sus colecciones elementos del ballet ruso. Una retrospectiva de 2007 en el Costume Institute sirvió para sacar lustre a su buena reputación. Por tanto, Yiqing Yin tiene un buen referente al que seguir. A Poiret no lo llamaban ‘el magnífico’ porque sí.

Otra buena parte de la atención estará puesta en Marine Serre, la ganadora más reciente del premio LVMH, que hace su entrada esta temporada en el calendario oficial de la Federación de la Alta Costura y de la Moda, el organismo francés que rige el universo de la moda.

Una diseñadora con gran potencial, Serre también estuvo nominada a otros dos importantes premios de moda de Francia. Su mezcla de materiales y sus referencias culturales la posicionan como una creadora a la que seguir de cerca.

También entra por primera vez en el calendario Beautiful People, marca del japonés Hidenori Kumakiri, antes patronista en Comme des Garçons, conocido por una osada y extravagante concepción de la proporción. Además, Hong Kong aporta otro rostro nuevo, el de Anais Mak, cuya marca Jourden da forma a peculiares texturas y a ornamentadas creaciones. Esta semana de la moda también trae de vuelta a una de las marcas francesas más exitosas, APC, que había desfilado en Nueva York durante los últimos cinco años.

Además, un buen grupo de reseñables marcas mostrará en París sus primeras colecciones de ready to wear. Entre ellas figuran Ralph & Russo, la casa de alta costura del australiano afincado en Londres; Cyclas and Mame, que llegan desde Japón, Dawei Sun y Jarel Zhang, de China; y Kim Moohong, de Corea. Pero el estreno más esperado será el de Situationist, del georgiano Irakli Rusadze. Después de que su compatriota Demna Gvasalia revolucionase el mundo de la moda con Vetements, el mundo del estilo ha estado aguardando la llegada de otro talento del Mar Negro.
 
Ver desfile
Altuzarra - Primavera-verano 2018 - Mujer - Paris - © PixelFormula

París también conserva la lealtad de dos de las firmas americanas con más potencial, Altuzarra y Thom Browne, que claramente se han beneficiado de la atención internacional de la que goza esta cita. Ninguna otra semana de la moda del mundo atrae a tantos compradores extranjeros o editores. De hecho, el talón de Aquiles de Nueva York es su fracaso en atraer a un público verdaderamente global a sus pasarelas.

La Federación también ha apoyado activamente al talento emergente con su programa Designers Apartment, una incubadora de diseñadores muy seguida. Esta temporada tomará el Palais de Tokyo, junto al Sena, y albergará las presentaciones de 13 jóvenes promesas, que son Afterhomework, Coralie Marabelle, Da/da. Dawei, Kenta Matsushige, Mazarine Paris, Proêmes de Paris, Quoi Alexander, Savoar Fer, Arthur Avellano, Clara Daguin, GNDR y Nïuku.

Respondiendo a una reciente tradición, la acción comenzará el lunes 26 con un único desfile, el de Jacquemus, que mostrará su colección en el Petit Palais. La marca más potente en subirse a la pasarela será Dior, con un desfile en el museo Rodin el martes 27 por la tarde. La casa también inaugurará, en una sencilla apertura, una boutique de gafas junto a sus históricas oficinas centrales en la Avenue Montaigne, lo que convertirá a la casa en la primera gran firma de moda en contar una tienda exclusivamente de gafas.

París, como siempre, será una fiesta, especialmente para los visitantes extranjeros como el gran diseñador suizo Albert Kriemler, de Akris, que será el anfitrión de una cena; Ingie Chalhoub, cuyo grupo recientemente firmó un acuerdo con Farfetch para Oriente Medio, celebrará una cena con baile en el icónico club Castel después de su desfile en el hotel Shangri-La. Elegir la correcta localización es siempre algo vital en la moda.

Con los distintos cambios de última hora, Chanel ha programado su desfile para la última mañana. Eso implica que esa jornada será de lo más ajetreada, pues también será la hora de Miu Miu y Louis Vuitton, que cerrarán la última gran pasarela de la temporada otoño-invierno 2018. Echarán el telón de un mes de desfiles y confirmarán a Paris como la semana de la moda más esperada de todas.
 

Traducido por Eva Gracia Morales

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDesfiles