Primavera-verano 2014: la proeza de París

El programa parisino del prêt-à-porter 2014, que echó el cierre el pasado miércoles en la capital francesa, trajo consigo un seguido de sorpresas. La noticia sobre la salida de Marc Jacobs de Louis Vuitton marca un punto de inflexión en la historia de la firma del líder mundial del lujo. “Me emocioné al final del desfile”, admite Lizzy Bowring, fashion director del gabinete de tendencias Stylesight. “Y al parecer no fui la única”, añade. Las lágrimas ya se han secado y la historia de Louis Vuitton después del anuncio de Jacobs será uno de los temas calientes en el mundo de la moda durante algunas semanas. Pero hasta entonces, ¿con qué debemos quedarnos de las colecciones parisinas?

Céline y Chloé primavera-verano 2014 (Fotos: PixelFormula)

“Los diseñadores se han superado a sí mismos en París durante esta semana”, declara Tancrède de Lalun, director de compras de Printemps, y ciertos han demostrado un alto nivel de audacia para lograr estar en lo más alto”. Cita a Cédric Charlier y Anthony Vaccarello, Riccardo Tisci, que se ha desprendido de la tendencia sweatshirt streetwear que él mismo creó, con el éxito que ha cosechado, para Givenchy hace algunas temporadas. En su lugar, una demostración técnica y estética plagada de glamour. Otras firmas también han dejado de lado sus signaturas para tantear la novedad. Como Galliano, que ha tomado un viaje de ida hacia el futuro, en una colección radicalmente joven en la que el bies, pilar de la identidad de la marca, ya no encuentra su lugar.

La colección de Phoebe Philo para Céline marca una ruptura formal respecto a sus anteriores propuestas. Para Tancrède de Lalun, el éxito ha sido total. "Cada temporada, las colecciones de Céline son algunas de las que más impactan en el resto de la industria, sobre todo el segmento contemporáneo”, observa.

La firma del grupo LVMH, tan copiada que no presentó su último precolección a los medios, apuesta por los estampados de colores, un tanto arty y sin complejos, lejos del rigor burgués de anteriores colecciones. “Un éxito absoluto que influenciará mañana en todo el mundo”, declara el experto de Printemps entusiasmado.

Alexander McQueen y Haider Ackermann (foto PixelFormula)


Los detalles de costura han sido los protagonistas de la mayoría de los grandes, desde Dries Van Noten hasta Valentino, que ha compuesto según Lizzy Bowring “una oda a la costura”. La observadora experta en retail de Stylesight también cita las colecciones de Céline, Giambattista Valli y Haider Ackermann entre los diez mejores de la temporada. “La particularidad de París, explica la antigua directora de tendencias de Nordstrom, es sin duda la madurez de sus colecciones, pero sobre todo la capacidad de los diseñadores de trabajar con materiales extremos, con un resultado comercialmente tangible y fiable”. Y añade que “incluso la inspiración tribal de Alexander McQueen para esta temporada corresponde a un deseo concreto de la clientela”.

Yang Li y Dries Van Noten P/V 2014 (foto PixelFormula)


El deporte se introduce de manera duradera en el armario de lujo femenino, interpretado con aéreos y sutiles materiales. Prueba de ello, la persistencia de la chaqueta de cuero estilo biker (llevada con pasión con un amplio escote en Yang Li, como muestra la imagen de arriba) y la bomber con cremallera, conjugada con las texturas de la temporada: tul de seda, organza, encajes o ganchillo. Destacan también las transparencias. De hecho, ¿qué éxito comercial se espera de la falda transparente, vista en todos lugares? “Se trata de una pieza difícil que funcionará en la calle si se superpone a un short o a otra falda”, avisa la experto en retail de Stylesight. ¿Sus colecciones preferidas? "Dries Van Noten por los tejidos y el trato sutil del color dorado, Chloé y su lujo safari lleno de piezas comercialmente deseables, y Louis Vuitton, que ha trabajado el denim y el encaje con un refinamiento extremo”.

Olympia Le Tan y Acne Studios (foto: PixelFormula)

Como dicta la época estival, el mar sigue inspirando, de manera “ingenua” en Olympia le Tan y su colección bautizada “A Girl in Every Port”. La playa ha inspirado a Jean Touitou que intepreta la versión denim para acompañar a una mujer chic sin tacones, que seduce por su encanto más que por su ropa. La sueca Acne Studios ha encontrado su inspiración en el uniforme marino frenchy , incluso el chaquetón hasta encerado en color amarillo, color recurrente para la próxima temporada. Convincente. En Kenzo también ha sido cuestión de peces y océanos. Pero de manera más acentuada, puesto que el dúo californiano Carol Lim y Humberto Leon ha lanzado, con una colección muy azul que fusiona el tailoring con el beachwear, un mensaje ecologista para alertar de la urgencia de la preservación de la vida marina.

Ciertas marcas se han enfrentado en términos de ingeniosidad para producir desfiles que permanecerán en el recuerdo, colocando sus colecciones en un decorado impactante. En este sentido, destaca el desfile completamente coreografiado de Rick Owens, del escenario coches incandescentes que sirvió de telón de fondo a Givenchy y de cortina acuática a Kenzo en la Cité du Cinéma de Saint-Denis. Escenarios que demuestran que todavía quedan localizaciones sofisticadas en París capital, como lo recordó Olympia Le Tan en el Aquarium de París. La propuesta más lúdica nos la trajo Jacquemus, con la sala de juegos de arcade más grande de Europa, muy conocida por los geeks parisinos. Un decorado lleno de energía, a imagen de una colección cuya frescura puso a todo el mundo de acuerdo.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterLujo - Prêt-à-porterBusiness