S&P asigna un rating 'B' con perspectiva positiva a Cortefiel

Standard & Poor's ha asignado a Cortefiel, tras ser adquirida por los fondos CVC y PAI, un rating de calificación 'B' con perspectiva "positiva", según ha informado la agencia de calificación cretidicia en un comunicado.


S&P asigna un rating 'B' con perspectiva positiva a Cortefiel - Cortefiel

Además, S&P ha asignado el mismo rating a la emisión de bonos por valor de 600 millones de euros en cinco años que planea lanzar el grupo textil, mientras que le otorga la calificación de 'BB-' a la línea de crédito de 200 millones, lo que refleja la expectativa de perspectivas de recuperación muy elevadas.

Standard & Poor's ha mostrado su confianza en que Cortefiel confirme su liderazgo en el mercando nacional e internacional a corto plazo y en que logre mantener una sólida línea de crecimiento. Además, de que en el marco de esta operación, la deuda financiera se reducirá de 1.026 millones de euros a 600 millones de euros, financiados con el capital inyectado por los accionistas mayoritarios.

Por su parte, Moody's ha asignado a la firma de moda un rating de 'B2' con perspeciva "estable" tras la inyección de capital de 400 millones de euros aportados por los fondos CVC y PAI, que se emplearán para refinanciar el endeudamiento existente.

"Esperamos que Cortefiel logre un crecimiento en los próximos 18-24 meses, impulsado por el incremento de las ventas y la expansión de las tiendas por el respaldo del plan de crecimiento estratégico del nuevo equipo gestor", ha indicado el analista de Moody's, Víctor García Capdevila.

Moody's ha destacado que esta calificación se da a la firma de moda por la fuerte presencia de Cortefiel en el mercado, la alta rentabilidad sustentada por una fuerte cadena de suministro y un exitoso modelo de distribución multicanal, así como por una fuerte generación de flujo de caja libre con buenas perspectivas de desapalancamiento.

El propietario de marcas como Cortefiel, Springfield, Pedro del Hierro o Woman'secret cerró su ejercicio fiscal 2016-2017 (de marzo de 2016 a febrero de 2017) con unas pérdidas de 24 millones de euros, lo que supuso cuadruplicar los 'números rojos' contabilizados el año previo, mientras que su facturación fue de 1.129 millones de euros, un 3,1% más.

No obstante, en el primer cuatrimestre del ejercicio 2017/2018 (de marzo a junio de 2017) la firma contabilizó un volumen de ingresos de 345 millones de euros, lo que supuso un aumento del 9,8%, mientras que su beneficio bruto de explotación recurrente (Ebitda) se disparó un 230%, hasta 52,1 millones de euros.

Copyright © 2017 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

Moda - Prêt-à-porterBusiness