Spencer Fung en la Cumbe de moda de Copenhague

Para realmente cambiar la industria de la moda, todos los actores deben poner su grano de arena. La Copenhagen Fashion Summit, que se celebró el 15 y 16 de mayo, invitó a toda la industria a participar en un "cambio sistémico". Las marcas han sido invitadas a cambiar sus prácticas. Pero el evento no ha dejado de lado la importancia clave de los proveedores. En la mañana del segundo día del evento, uno de los más sobresalientes, se tomó el escenario para detallar sus iniciativas recientes. Spencer Fung, cuarta generación de la familia en el negocio y líder del gigante Li & Fung, ha aclarado su enfoque sobre la digitalización.


Spencer Fung en una discusión en el escenario en la Copenhagen Fashion Summit FashionNetwork - FashionNetwork

"Hace mucho tiempo que somos un actor regional. Nos hemos beneficiado de la globalización y ahora somos un actor global. Pero como los consumidores cambian mucho más rápido que antes, tenemos que innovar... o morir. El año pasado iniciamos un viaje para crear la cadena de suministro del futuro", afirmó.

Para el grupo, que tiene sede en Hong Kong y cuenta con más de 13 500 millones de dólares en ingresos, esto implica la digitalización de sus procesos. Un enfoque que debe, de acuerdo con su director general, traer nueva flexibilidad al sector, pero también cambiar las prácticas hacia un comportamiento más responsable.

"Honestamente, hace un año no sabíamos exactamente lo que significaba", declaró el líder. “Ahora tenemos una visión más clara con diferentes puntos clave para nosotros, pero también para nuestros clientes. Estamos enfocados en el diseño virtual en 3D. Esto reduce el tiempo de diseño y reduce drásticamente la producción de muestras. Esto representa ahorro de materiales y grandes ganancias para los minoristas. Pero también estamos trabajando en soluciones para que las pequeñas y medianas empresas puedan tener soluciones de Saas para poder mejorar su desempeño", agregó.

No obstante, en su intervención frente a la audiencia de la Cumbre de la Moda de Copenhague, Spencer Fung no abogó por la frugalidad, sino la adaptación. "La velocidad es muy importante porque el mundo y el consumidor van más rápido. Cuando el cliente va 10 veces más rápido que antes, sabe lo que quiere cuando entra a la tienda, 40 semanas entre el diseño y la llegada a la tienda es demasiado tiempo. Queríamos pasar a 20 o incluso a 16 semanas, pero aun eso no es lo suficientemente rápido. Debemos ver cómo responder a la demanda del consumidor. La mayoría de las personas usa el 10% de su vestuario, por lo que quieren un producto específico".

Esto permitiría a los minoristas reducir sus inventarios y el volumen de productos en descuento. Esto, a su vez, reduciría la producción de una gran cantidad de fibra que termina sin venderse cada año.

Según Spencer Fung, la digitalización permitirá una mayor transparencia. Y a través de la transparencia, generará una mejora en las condiciones de vida de los trabajadores. "La transparencia trae trazabilidad de los problemas sociales", dice. "El sector emplea a cientos de millones de personas. Nuestro negocio involucra a 5 millones de trabajadores. Creamos una aplicación en la que cada uno de ellos puede hacer una observación sobre su vida diaria y sobre lo que será importante para ellos en el futuro. En un mundo transparente, cada persona, cada trabajador y cada consumidor tendrá una voz de peso", concluyó.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroIndustriaEventos
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER