Una visión poética del orfismo en el desfile de Fendi Couture

Justo cuando todo parecía un mar de blogueros serviles, técnicas ultraindulgentes, espectáculos pomposos y homenajes conservadores al ADN de las marcas, llegan Karl Lagerfeld y Silvia Fendi para finalmente hacernos soñar.


Ver desfile
Fendi - Fall-Winter2018 - Haute Couture - Paris - © PixelFormula

Lo ha logrado precisamente al establecer nuevos límites y reinventar la rueda con Fendi, con el objetivo de crear un nuevo paradigma de moda en la marca de pieles más famosa del mundo, con una muy necesaria dosis de poesía para la Alta Costura.

"Puede que suene increíble, pero el 80% de estas prendas ni siquiera estaban hechas con pieles", dijo Karl Lagerfeld en el backstage del Palais Brongniart, la antigua bolsa de valores de Francia.

La colección, inspirada en el movimiento de arte del cubismo órfico, con su obsesión por los patrones geométricos y la abstracción brillante, tenía una maravillosa inclinación artística, evidente en los notables motivos circulares que cubrían muchos abrigos deslumbrantes.

"En realidad, está hecho de piel de cordero", ha corregido amablemente Silvia Fendi a un editor inquisitivo en el backstage, apuntando a un abrigo color miel con los famosos círculos múltiples iniciados por el pintor checo František Kupka, que parecía estar hecho de visón, pero no, en realidad era de piel de cordero.

Un notable abrigo multicolor que recordaba las pinturas verticales de la arquitectura abstracta de Robert Delaunay parecía indudablemente estar hecho de piel de cordero, pero en realidad era de organza; un abrigo de hombros anchos de astracán negro, verdaderamente opulento y muy elegante, resultó ser de terciopelo. Mientras que un estupendo bolero abstracto con una falda de flecos que parecía haber salido de una pintura de Sonia Delaunay era misteriosamente parecido al cuero, pero en realidad estaba hecho de organza.

La colección lleva el muy adecuado nombre de Fendi Couture, lo que la distancia de su anterior título más restrictivo, Fendi Fourrure.

Todas las modelos llevaban zapatos Memphis de corte cubista, con tacones compuestos de Perspex, arce y cuerno.

Más allá de la técnica, resaltan el refinamiento de la visión, sus colores enrarecidos y su gentileza punzante. Todo un nuevo aire después de una temporada que ha oscilado entre lo técnicamente audaz y lo cansado y formulista.


Fendi Couture otoño-invierno 2018 - Photo: PixelFormula
 
El término orfismo fue inventado por el gran poeta francés Guillaume Apollinaire, quien, sin embargo, no habría quedado impresionado por las cualidades literarias del programa del espectáculo, que inventó el cuestionable concepto de "cascadas de cordero de Mongolia".

Dicho esto, el espectáculo también fue un brillante debut en París para el más reciente CEO de Fendi, Serge Brunschwig, quien irradiaba una alegría positiva. Esto aunque sus dos predecesores, Michael Burke y Pietro Beccari, también estaban entre bastidores para disfrutar de un poco de gloria reflejada.

"Absolutamente sublime", opinó el presidente de LVMH y máximo propietario de Fendi, Bernard Arnault, abrazando a Lagerfeld.

Cuando se le preguntó acerca de un reciente artículo de opinión en el New York Times sobre el hecho de que LVMH y sus rivales Kering y Richemont se deshacen de las marcas más pequeñas en sus carteras para prepararse para nuevas adquisiciones importantes, Arnault se burló: "¡Bah! No hemos vendido mucho. Escucha, las grandes marcas son como las grandes pinturas, ¡lo más inteligente es aferrarse a ellas!”

"¿Al igual que a sus diseñadores?", sugirió un editor. "Exactamente, al igual que los grandes diseñadores", hcontestó Arnault riendo entre dientes.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - OtroDesfiles