Under Armour recorta su previsión de ventas por su debilidad en Norteamérica

Under Armour Inc ha reducido su previsión para 2017 y ha registrado una caída en sus ventas del primer trimestre, reflejando el desafío que supone para la compañía la competencia contra Nike y Adidas en Norteamérica.



Las acciones de la marca deportiva, ya entre las de peor rendimiento en el S&P 500 el año pasado, han caido un 16% a 13,82 dólares (11,85 euros) el martes antes de la apertura de la Bolsa.

Su rival Nike también ha visto sus acciones caer, al igual que otras compañías deportivas que venden productos de Under Armour como Dick’s Sporting, Finish Line y Hibbet.

El productor de artículos de deporte volvió a tener dificultades en Norteamérica, su mercado principal, pues la falta de innovación y la competencia por tener precios bajos impactó sus ganancias. En parte, sus problemas están relacionados con la desaceleración de la tendencia ‘athleisure’, que motiva a los clientes a vestir ropa deportiva tanto para hacer ejercicio como para ocasiones casuales.

Los minoristas que antes vendían muchos de estos productos están empezando a reducir el espacio que dedican a la ropa deportiva en sus tiendas, lo que ha provocado una caída del 12% en las ventas mayoristas de Under Armour.

El reposicionamiento de Adidas, una marca poco popular en Estados Unidos hace dos años, también ha agravado los problemas de Under Armour, pues la marca alemana ha logrado captar una parte de la cuota de mercado gracias a sus zapatillas retro.

Los ingresos de Under Armour cayeron un 4,5% durante el trimestre hasta el 30 de septiembre, marcando su primera caída desde que salió a Bolsa en 2005. La compañía también ha afirmado que se está enfrentando a “desafíos operacionales” relacionados con la actualización de su infraestructura tecnológica.

La compañía con sede en Baltimore redujo su previsión de ventas a un solo dígito, comparado con la expectativa de crecimiento de entre un 9% y 11% que tenía antes.“Se trata sobre algo más que factores externos”, apuntó Neil Saunders, director general de la compañía de análisis financiero GlobalData Retail, en un comunicado.

“Demuestra que existen problemas con la marca [Under Armour] y su propuesta. Sobre todo porque otras marcas y minoristas… no han publicado cifras tan desastrosas”.

Las acciones de Under Armour siguen siendo las más valoradas entre las acciones de gigantes deportivos, con una cotización 39,1 veces frente a las ganancias futuras. Nike, en cambio, cotiza 22,4 veces y Adidas, 24,7 veces.

La compañía también afirmó que sus ingresos netos se redujeron a la mitad a 54,3 millones (46 millones de euros), o 12 céntimos por acción de clase C, en parte debido a un gasto de 85 millones de dólares relacionado con el cierre de tiendas y recorte de empleos.

Excluyendo atípicos, la compañía ganó 22 céntimos por acción, superando en tres centavos lo que los analistas de Reuters habían esperado.

Under Armour redujo también su expectativa de ganancias a 18 o 20 céntimos por acción, en comparación con los 37 o 40 céntimos por acción que esperaba antes.

Traducido por Barbara Santamaria

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

Moda - Prêt-à-porterModa - CalzadoDeporteBusiness