Who’s Next-Première Classe vuelve a repuntar

Para hacer frente al mal momento de la industria, el salón Who’s Next-Première Classe ha presentado argumentos cualitativos en las últimas temporadas. Pero estos cobran aún más validez cuando son ratificados por elementos cuantitativos. Por primera vez en tres temporadas, la edición que acaba de terminar el 11 de septiembre en la Puerta de Versalles en París puede jactarse de haber regresado al crecimiento de la asistencia. Los organizadores han anunciado un aumento del 10,1% en el número de asistentes, para un total de 41.122 visitantes, una señal positiva a pesar de que el salón aún no alcance el objetivo de los 50.000 asistentes.


WSN

Este aumento confirma la opinión positiva generalizada, con una satisfacción que, si bien no fue unánime, fue compartida por gran parte de los participantes. Cuando se habla de segmentos y posicionamientos diferentes, se habla necesariamente de resultados diferentes. Pero si hubo un espacio que claramente sacó provecho de la nueva dinámica fue el Fame, el universo prêt-à-porter más ambicioso y de alta gama.
 
Allí, los comentarios fueron mucho más entusiastas, algunos marcando una actividad continua y otros una mayor apertura de los compradores. Algunas marcas afirmaron haber terminado una sesión muy agradable, con muchas órdenes pero también prospectos, en proporciones "no vistas por un tiempo".
 
"Fue un espectáculo muy satisfactorio", dijo uno de los directivos de la marca Labdip; “hay gente fuera, en nuestro stand... Sentimos a nuestros interlocutores más tranquilos”. Otro expositor del espacio dijo que el número de marcas francesas aumentó en comparación con las internacionales. También hemos visto la vuelta de algunos compradores y actores del sector que "reanudaron el contacto" con la feria.
 
Sin embargo, fue en términos de exportación donde algunos expresaron una caída, lo que abre la puerta a la idea de que la feria confirma una dimensión esencialmente "franco-francesa". La ausencia internacional fue aún más notoria en el otro pabellón dedicado al prêt-à-porter.

En el espacio donde se agruparon Private, Studio, Trendy y Urban, el ritmo fue más calmado: "No se siente el retorno del tráfico", declaró un expositor en Private. Mientras que en el segmento urbano, Dwen D. Corréa presentó en el espacio Urban-Trendy a DWNTWN, su marca de estilo de vida deportivo y de moda, y sus líneas realizadas para el PSG. "Empecé hace cuatro años y todavía no había participado en un salón. Realmente quería poder presentar mi trabajo. Aquí, hay una gran mayoría de oferta femenina, pero estoy muy satisfecho con la bienvenida. He tenido muy buenos contactos con agentes, pero también con potenciales distribuidores internacionales", afirmó.
 
Se trata, entonces, de señales positivas, como el número de "visitas múltiples" y el tiempo que pasó cada visitante en el salón, ya que el número de personas que pasó al menos dos días en los pasillos aumentó un 28%. Este dato hace que los organizadores hablen de una sesión de trabajo "más intensa", pero también tal vez un ambiente más cálido que invita a prolongar la experiencia.
 
"El salón es un reflejo del mercado, por lo que hay menos minoristas en los pasillos y muchos menos visitantes internacionales que antes", dijo Cyril Meunier, gerente de la marca de marroquinería Loxwood. "¡Pero los que vienen están encantados! Los salones se han convertido en grandes salas de exposición. Ahora nuestro resultado aquí depende de nuestra capacidad para traer a nuestros clientes por invitación. Necesitamos los salones. Si no están, todos terminaremos reuniéndonos en hoteles ", dijo.


WSN

La diseñadora de la marca de estolas Traits se declaró “muy satisfecha, con muchísima gente por momentos, un buen número de visitantes franceses, algunos europeos, pero menos asiáticos que los que solíamos ver en la segunda sesión”. La relación entre visitantes franceses e internacionales permaneció estable en esta ocasión, ya que los locales aún representan el 64% del total.
 
Para atraer más visitantes internacionales algunos revivieron el eterno debate entre la vuelta al inicio de la temporada de compras en julio. Aunque, durante las conversaciones, los organizadores anunciaron que se sienten “cómodos” con la idea de la utilidad de un evento en el otoño, a final de temporada. Pero eso no quiere decir, no obstante, que el calendario será el mismo. De hecho, WSN Développement debería anunciar dentro de poco el lanzamiento de un nuevo formato para 2018, que será probablemente más especializado. Los compradores internacionales fueron los primeros en ser consultados, ya que se mostraron evidentemente preocupados por el proyecto del organizador, que aún no ha brindado mayor detalle.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2017 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

ModaFerias