×
Publicidad
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
23 nov. 2022
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

¿Alessandro Michele se despide de Gucci?

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
23 nov. 2022

La luna de miel habría terminado entre Gucci y su director artístico, Alessandro Michele. Este último estaría a punto de dejar la casa de lujo italiana, la verdadera locomotora de Kering, según fuentes citadas por el medio estadounidense WWD. Esta información no fue confirmada ni desmentida por la firma ni por el grupo de lujo, que prefirió ceñirse a un "sin comentarios". Al final de la mañana, la cotización de Kering bajaba en la Bolsa de París. Sin embargo, para los directivos se plantea la cuestión de continuar o no con el diseñador, ya que la empresa de François-Henri Pinault depende en gran medida de su marca estrella.


Alessandro Michele durante el último desfile de Gucci en septiembre - © PixelFormula


Esta última alcanzó los 9730 millones de euros en 2021, con un aumento del 31 %, representando Gucci por sí sola más de la mitad de la facturación del grupo y tres cuartas partes de su beneficio operativo. En el tercer trimestre, registró un crecimiento orgánico del 9 %, frente al aumento del 4% del segundo trimestre (un 18 % más en los datos publicados) y del 8 % en los nueve primeros meses del año, hasta los 7750 millones. Cuando se publicaron los resultados trimestrales en octubre, los directivos repitieron al unísono que la recuperación estaba en marcha, pero que era una estrategia a medio y largo plazo. Un plazo que ahora parece demasiado largo.
 
Con la llegada al timón en 2015 de Alessandro Michele y el CEO Marco Bizzarri, la casa había experimentado un salto espectacular hasta 2019, antes de ralentizar el paso debido al Covid y la fuerte exposición de Gucci en China. Su desaceleración se ha acelerado desde principios de año, mientras que las demás casas de lujo han registrado un crecimiento récord.

Con su moda ecléctica y detallista, que mezcla géneros e influencias entre la excentricidad y las piezas más clásicas, el diseñador había conseguido crear un nuevo impulso en torno a la histórica casa, que estaba perdiendo fuerza en ese momento, creando un fuerte revuelo a su alrededor. Su éxito inmediato vino acompañado de una estrategia de creación de un universo único y reconocible en torno a su estilo, que se fue enriqueciendo con pequeños toques a lo largo de las temporadas. Esta misma estética propuesta de temporada en temporada parece haberse agotado en el último año y parece menos deseable en la actualidad.
 
Luca Solca, de Bernstein, no duda en calificar esta salida como "una muy buena noticia", aunque corra el riesgo de hacer tambalear la cotización de Kering. El analista cree que "Gucci está sufriendo una fatiga de marca, ya que Alessandro Michele ha estado repitiendo lo mismo una y otra vez durante los últimos siete años", y esto ha terminado por aburrir a los consumidores que han comprado masivamente los productos de la marca desde la llegada del diseñador, es decir, los chinos.
 
"Esto no es sorprendente. Para volver a acelerar, Gucci no necesita generalizar, ni volverse intemporal. Necesita abrir un nuevo capítulo creativo. Lo que, con gran probabilidad, sólo puede hacerse con nueva energía creativa y talento. Cuanto antes, mejor", afirmó en su nota.


El último desfile de Alessandro Michele en torno al tema de los gemelos tuvo un gran éxito - © PixelFormula

 
Los analistas de RBC se hicieron eco de esta opinión. "Después de siete años al frente del motor creativo de Gucci, bien podría ser el momento de un cambio, y parece haber un consenso entre los inversores institucionales de que se necesita un nuevo enfoque para relanzar la marca", aseguraron, y añadieron que "en general, la noción de un cambio en la dirección creativa de Gucci es probable que se vea de forma positiva".
 
En los últimos meses, Gucci ha sido objeto de importantes contrataciones, con el nombramiento, la pasada primavera, de Laurent Cathala como responsable del negocio de la moda en la Gran China, y de Maria Cristina Lomanto como vicepresidenta ejecutiva y directora general de la marca. Benjamin Cercio acaba de ser nombrado jefe de comunicación global, mientras que Robert Triefus ha sido ascendido a director general de Gucci Vault y Metaverse Ventures.
 
Lo más importante es que se ha creado el puesto de director de estudio, que se ha otorgado este verano a uno de los diseñadores sénior de Gucci, cuyo nombre no se ha revelado. Su misión era supervisar al equipo de diseño en apoyo del director artístico. Un puesto que podría resultar estratégico en los próximos meses para asegurar la transición o, por qué no, tomar el relevo. Un poco como lo que ocurrió en Bottega Veneta, otra marca de Kering, con Matthieu Blazy sucediendo a Daniel Lee de forma inmediata, cuando fue despedido hace apenas un año. O incluso en Gucci, cuando Alessandro Michele, que llevaba en la casa desde 2002, se convirtió en la mano derecha de Frida Giannini desde 2011 y se vio catapultado a la cabeza del estilo.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.