×
Por
Reuters API
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
26 mar. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

​Burberry es la primera marca de lujo afectada por rechazar el uso de algodón proveniente de Xinjiang

Por
Reuters API
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
26 mar. 2021

Burberry pierde a su embajador de marca en China y su característico diseño de cuadros ha sido retirado de un popular videojuego, lo que la convierte en la primera marca de lujo que se enfrenta a la ira del país tras las acusaciones de violación de los derechos humanos en la región de Xinjiang.


Reuters


Pekín sancionó el viernes a cuatro entidades y nueve personas británicas acusándolas de "difundir mentiras" sobre la región de Xinjiang, días después de que Gran Bretaña impusiera sanciones a funcionarios chinos por violación de los derechos humanos en la región oriental china.

Burberry forma parte de la iniciativa Better Cotton, un grupo que promueve la producción sostenible de algodón y que el pasado mes de octubre retiró su aprobación a la materia prima procedente de Xinjiang por motivos vinculados a los derechos humanos.

La actriz china Zhou Dongyu ha rescindido su contrato con Burberry. Su agencia explicó el jueves que Burberry "no había expresado clara y públicamente su opinión sobre el algodón de Xinjiang".

El icónico estampado de cuadros de la marca también fue retirado del videojuego "Honor of Kings", tal y como se anunciaba en la cuenta oficial del juego en la plataforma Weibo, el equivalente chino de Twitter.

No ha sido posible contactar con la división china de Burberry para obtener comentarios al respecto. Según el sitio web de la marca, el algodón que utiliza procede de Estados Unidos, Australia, Turquía, India y Egipto.

Varias marcas minoristas extranjeras han sido objeto de críticas en los medios de comunicación y en las redes sociales de China tras expresar su preocupación por la situación en Xinjiang. H&M, Uniqlo, Nike y Adidas están sufriendo actualmente la consecuencias de esta campaña, entre ellas el cierre de sus sitios web en plataformas de reventa y de sus cuentas en redes sociales, así como la salida de algunos de sus embajadores que están rompiendo sus contratos con las marcas.

Activistas y expertos en derechos humanos de las Naciones Unidas han acusado a China de recurrir a la detención masiva, tortura, trabajos forzados y esterilización de uigures en Xinjiang. China niega estas acusaciones y afirma que sus acciones en la región son necesarias para combatir el extremismo.

En una carta dirigida a los legisladores británicos en noviembre, Burberry dijo que no tenía operaciones en Xinjiang y que no trabajaba con proveedores que tuviesen sede allí. Además añadió que no tolera ninguna forma de esclavitud moderna entre sus proveedores, incluido el trabajo forzado, el sometimiento o los trabajos involuntarios en prisión.

En un comunicado emitido el viernes, el Consejo Nacional del Textil y la Confección de China instó a las marcas internacionales a poner fin a un "comportamiento reprobable", que incluye la exclusión del algodón de Xinjiang de su cadena de suministro, por respeto a los clientes chinos.

Como el mercado chino es actualmente una salida importante para muchos actores de la moda, el mensaje parece haber calado en varias marcas. En la red social Weibo, Fila, que pertenece al gigante chino Anta, y otras marcas como Hugo Boss y Asics han afirmado que utilizan y seguirán utilizando algodón producido en la región de Xinjiang.

© Thomson Reuters 2021 All rights reserved.