×
Por
Europa Press
Publicado el
14 jun. 2011
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Allegra Versace se hace con el imperio italiano

Por
Europa Press
Publicado el
14 jun. 2011

MADRID, 13 de junio - 15 de julio de 1997, una fecha que la hija de la conocida diseñadora de Versace no olvidará jamás. No solo le recuerda al repentino fallecimiento de su tío, Gianni, sino que además fue el día en que se supo la voluntad de este: cuando la niña cumpliera la mayoría de edad se convertiría en la máxima responsable de su negocio.

Versace
Allegra y Donatella Versace durante el pasado Festival de Cannes. Foto: Corbis


Poco a poco, Allegra Versace fue haciéndose el centro de todas las miradas y convirtiéndose en el objetivo de multitud de medios de comunicación, por lo que sus padres optaron por mantenerla apartada de la vida pública para que pudiera vivir tranquila.

Después de mucho tiempo escuchando a otros hablar de ella, ahora es Allegra quien cuenta su propia historia en una exclusiva entrevista concedida al diario italiano 'La Repubblica'. A punto de cumplir los 25, la hija de Donatella es consciente de que, aunque en un principio quisiera ser actriz, no puede olvidar que pertenece a una de las familias más poderosas del mundo de la moda.

Su tío, Gianni Versace, le dejó en herencia el 50 por ciento de la prestigiosa firma italiana y, por lo tanto, se convirtió en su máxima responsable. Ahora, hace pocos días, es cuando por fin se ha incorporado al consejo de administración de Versace y empezará a tomar parte activa en la gestión de la empresa.

Versace
Allegra Versace junto a su tío Gianni en 1993. Foto: Corbis


"Me lo ha pedido mi madre y al principio no quería. Además, de finanzas no sé nada pero ya he empezado y todos me están ayudando mucho. Me ha costado, pero he entendido que necesito saber cómo funciona este mundo que tanto ha cambiado. Ya no es como cuando estaba mi tío, cuando lo importante era la audiencia, la creatividad y la búsqueda de la belleza extrema. Hoy en día manda el marketing", explicó la joven.

Además, Allegra no ha dudado en hablar de los difíciles momentos que vivió con la muerte de su tío, sus trastornos alimenticios y su lucha por pasar desapercibida. Pero, si algo le ha quedado claro es que "fuera donde fuera, seguía siendo una Versace".

Eso, y que es consciente de la importante labor que tiene por delante: "Cuando recibí el legado de mi tío sabía que era una prueba de amor, pero que conllevaba la responsabilidad de tener que ser grande como él lo fue. Y sabía que no estaría a su altura. Fue muy duro".

Copyright © 2021 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.