Alta Costura circense en Christian Dior

La Alta Costura tiene un nuevo maestro de ceremonias, o maestra más bien: Maria Grazia Chiuri organizó un show de pasarela realmente evocador e inspirado en el circo en una carpa en el Museo Rodin el lunes por la tarde.


Dior - Alta Costura - Primavera/Verano 2019

Dior es tradicionalmente el gran evento de pasarela en la jornada inaugural de la temporada de Alta Costura de cuatro días, y esta temporada Chiuri no decepcionó. En una de sus colecciones más fuertes hasta la fecha en Dior, la modista romana inyectó la magia, el misterio y el melodrama el circo en casi cada look.

Su punto de partida fue la que es, sin duda, la fotografía de moda en blanco y negro más famosa de todos los tiempos, la sesión de Dovima de Richard Avedon, vestida con Dior, posando con un elefante dentro del antiguo Cirque d’Hiver de París. Chiuri también incluyó referencias al cine de Fellini, a los artistas de circo del Período Rosa de Picasso y a los bailarines de Sergei Diaghilev.
 
La colección también subrayó cómo Chiuri está al control del taller, ya que las manitas trabajaron su magia, utilizando la técnica francesa de 'éffilochée', es decir, desenroscando un dobladillo para convertirlo en una pequeña nube. O bordados de oro de grandes gatos, elefantes y malabaristas en vestidos de noche diáfanos. O, usando la brillante casa de bordados francesa Hurel, para completar un extraordinario vestido rosa que parecía empolvado y goteaba cristales en miniatura.
 
"Fantástico, creativo, caos. El circo siempre ha sido una gran inspiración para tantos artistas. Las dimensiones son realmente increíbles", explicaba Chiuri, que conectó todo con Roma, su ciudad natal, haciendo referencia a Jean Cocteau, que desarrolló el ballet 'Parade'.

Este circo de Dior comenzó con un desfile, con una compañía de circo londinense, compuesta al completo por mujeres, con las acróbatas vanguardistas Mimbre, vestidas con leotardos de Dior, dándole un toque feminista. Con el extraño tema del circo agregado a la mezcla con colas y fracks magníficamente cortados, llevados con camisas de gasa blancas con cuellos marineros.

Todo el equipo de Chiuri, de cara y en el backstage, estaba en sintonía. El maquillaje manejado hábilmente por Peter Philips le dio al elenco las lágrimas del payaso, añadiéndolas a sus cráneos de cristal. Un elenco indie juvenil que tenía un aire adecuadamente seguro de sí mismo, un casting inteligente de Michelle Lee. Una carpa gigante de Bureau Betak hecha a mano con sus vigas angulosas y asientos de terciopelo dorado. Una banda sonora minimalista, con Steve Reich, marcando el ritmo exacto, cortesía del arquitecto de sonido Michel Gaubert.

“La moda es diferente hoy en día. Para mí la Alta Costura va sobre la ligereza, y vestidos hechos con cierta actitud para reflejar el carácter de las mujeres”, añadía Chiuri, que recibió su ovación generosamente con el baile de 20 artistas de Mimbre.

 

A veces, era demasiado literal, pero siempre con una sensación de élan, como con los múltiples vestidos ajustados en las costillas, pero en general fue un momento majestuoso. Por encima de todo, la colección alcanzó un maravilloso crescendo de vestidos plisados de rayas doradas y trajes de organza con bordados de lentejuelas. Hubo muchas miradas de complicidad y un profundo asentimiento de apreciación al final de la audiencia más dura de la moda: la de la alta costura de París. Este show fue una victoria sustancial para Chiuri, una reunión de su rica imaginación, un taller dedicado, un equipo trabajador y un poco de magia de circo. Es por eso que las mujeres más ricas y mejor vestidas del mundo siempre soñarán con venir a la Alta Costura de París. No hay, literalmente, nada parecido en ninguna parte.

Traducido por Rocío Alonso Lopez

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - OtroDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER