×
Publicidad
Publicado el
30 sept. 2019
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Altuzarra, cuestiones de familia y artesanía

Publicado el
30 sept. 2019

El próximo verano de Joseph Altuzarra será familiar o no será. Y es que el diseñador de raíces parisinas y estadounidenses será padre de una niña el próximo mes de noviembre. Razón de más para haberse puesto manos a la obra con la calceta, un trabajo manual que pasa de padres a hijos y que el diseñador aprendió de su madre cuando tan solo era un niño. Ahora, la técnica no es solo una preparación para su inminente paternidad, sino también el hilo conductor de una colección elegante, fresca y llena de artesanía.


Altuzarra - Spring-Summer2020 - Womenswear - Paris - © PixelFormula


El Hotel Potocki, a escasos metros del Arco del Triunfo, fue el exclusivo lugar elegido para presentar la próxima colección de Altuzarra de cara a la primavera-verano de 2020, en un evento que ni la mismísima Anna Wintour quiso perderse. El mismo tono burgués y refinado que está imperando en los desfiles de esta temporada, se apropió de la colección, marcada por blazers, cazadoras entalladas, reinterpretados trajes de chaqueta y un dominante corte midi.

"La inspiración de la colección viene de los jerséis que me tejieron mi abuela y mi madre. Estaban hechos con tanto amor y cuidado, que los guardaré siempre y algún día los heredarán mis hijos", afirmó el fundador de la marca neoyorquina, quien en su día se formó en Givenchy junto a Riccardo Tisci. Y es que las siluetas de punto dominaron el desfile, con vestidos ajustados de crochet y corpiños de ganchillo, inspirados por los veranos del diseñador en casa de su abuela, en el sur de Francia, donde proliferaban las clásicas y coloridas mantas cuadradas de tricot. Referencias sureñas que también se plasmaron en vestidos de seda y estilo "carré", con estampado de lunares.


Altuzarra - Spring-Summer2020 - Womenswear - Paris - © PixelFormula



El jacquard también se apropió de la serie dedicada a los vestidos o faldas a rayas, todos ellos con sugerentes aperturas laterales que sugerían piernas infinitas vestidas, en su mayoría, con botas de piel altas y ajustadas. Pero si hubo un elemento a destacar del armario veraniego de Altuzarra, ese no es otro que el tailoring revisitado, en su versión más sensual en tonos grises y rosas, así como en una propuesta formal en tono azul marino o en su versión con pantalones bermudas.

"Esta temporada quería explorar la idea de la herencia, de los tesoros familiares y de las prendas que han pasado de una generación a otra; esas piezas de especial valor sentimental que enlazan el presente con el pasado. Me interesaba ver cómo la nueva generación da una vida y un significado distintos a esas prendas. Y también me interpelaba la idea de las piezas arquetípicas, clásicos a los que volver una y otra vez", explicó el diseñador. Quién sabe si su novedoso y atemporal "Cuff Bag" de piel, presentado en exclusiva en el desfile, está destinado a convertirse en emblema de la familia Altuzarra.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.