Amazon despliega máquinas que empacan pedidos y reemplazan a trabajadores

Amazon.com Inc. está desplegando máquinas para automatizar un proceso que representa miles de puestos de trabajo: empacar pedidos. La compañía ha empezado a implementar innovaciones tecnológicas en determinados almacenes en los últimos años, que se encargan de escanear los productos en una cinta transportadora y de envolverlos en cuestión de segundos en cajas construidas a medida para cada artículo, según informaron dos personas que trabajaron en el proyecto a Reuters.


Crecimiento de los almacenes de Amazon en EE.UU.: total estimado a mayo de 2019. Incluye todos los centros de distribución existentes y futuros conocidos e instalaciones especializadas operadas por Amazon y terceros. - Reuters

El gigante del e-commerce ha considerado instalar estas máquinas en docenas de almacenes adicionales, lo que representa la supresión de al menos 24 puestos de trabajo en cada uno, añadieron las fuentes. Estas instalaciones suelen emplear a más de 2000 personas.

Esto equivaldría a más de 1300 empleos eliminados en 55 centros de distribución para inventario de tamaño estándar en Estados Unidos. Amazon esperaría recuperar los costos en menos de dos años, por un valor de un millón de dólares (768 049 libras esterlinas) por máquina más los gastos operativos.

El plan, que no se había reportado anteriormente, evidencia los esfuerzos de Amazon por reducir la mano de obra y aumentar las ganancias, aunque la automatización de la tarea más común en un almacén, recoger un artículo, aún está fuera de su alcance. Los cambios no se han finalizados debido a que aprobar nuevas tecnologías antes de un despliegue general puede tomar mucho tiempo.

Amazon es reconocido por su impulso por automatizar su negocio tanto como sea posible, ya sea en la fijación de precios de los productos o el transporte de los artículos en sus almacenes. Pero la compañía está en una posición precaria ya que busca reemplazar los empleos que le han ganados sus subsidios y la acogida del público.

"Estamos probando esta nueva tecnología con el objetivo de aumentar la seguridad, acelerar los tiempos de entrega y aumentar la eficiencia en nuestra red", dijo la portavoz de Amazon en un comunicado.

"Esperamos que los ahorros de eficiencia se reinviertan en nuevos servicios para los clientes, donde se seguirán creando nuevos empleos", agregó.

El mes pasado, Amazon le restó importancia a sus esfuerzos de automatización ante visitantes de la prensa en su centro de distribución de Baltimore, y dijo que un futuro 100 % robótico estaba muy lejos. Su base de empleados se ha convertido en una de las más grandes de los Estados Unidos, ya que la compañía ha inaugurado nuevos almacenes y ha elevado los salarios para atraer personal en un mercado laboral competitivo.

Un punto clave de su objetivo de reducción de mano de obra es la deserción, según afirma una de las fuentes. En lugar de despedir trabajadores, el minorista en línea más grande del mundo se abstendrá algún día de volver a ocupar los puestos de embalaje, que tienen una alta rotación debido a que pasar 10 horas empacando múltiples órdenes en cajas cada minuto es un trabajo agotador. Al mismo tiempo, los empleados que permanezcan en la empresa podrán ser capacitados para ocupar cargos más técnicos.

Las nuevas máquinas, conocidas como las CartonWrap de la firma italiana CMC Srl, empacan productos mucho más rápido que los humanos. Manejan entre 600 y 700 cajas por hora, según las fuentes, lo que representa 4 o 5 veces más que un trabajador humano. Las máquinas requieren una persona para cargar los pedidos de los clientes, otra para cargar el cartón y el pegamento y un técnico para solucionar atascos en ocasiones. CMC declinó hacer comentarios.

Aunque Amazon ha anunciado que quiere aumentar la velocidad de sus envíos para todo su programa de fidelización Prime, esta nueva tanda de automatización no está enfocada en la velocidad. "Se trata realmente de eficiencia y ahorro", indicó una de las fuentes.

El nuevo conjunto de tecnología de Amazon, que incluye otras máquinas conocidas como "SmartPac", que la compañía implementó recientemente para el envío de productos en sobres patentados, estará en capacidad de automatizar la mayoría de sus cargos de embalaje. Nuevamente según la fuente del caso, cinco filas de trabajadores en una instalación podrían pasar a ser solo dos, complementadas por dos máquinas de CMC y una SmartPac. La compañía describe esto como un esfuerzo por "dar un nuevo uso" a los trabajadores, añadió la fuente.

No fue posible determinar dónde podrían desaparecer los primeros puestos de trabajo ni qué incentivos, si los hay, están vinculados a esos puestos específicos.

Pero los acuerdos de contratación de personal que Amazon tiene con los gobiernos son a menudo generosos. Por ejemplo, tras el anuncio de la creación de 1500 empleos de Amazon el año pasado en Alabama, el estado prometió a la compañía 48,7 millones de dólares en 10 años, según anunció su departamento de comercio.


Tareas difíciles de automatizar

Amazon no es la única empresa que está probando la tecnología de empaque de CMC. JD.com Inc. y Shutterfly Inc. también han utilizado las máquinas, según han anunciado las compañías, al igual que Walmart Inc., según una fuente familiarizada con el programa piloto.

Walmart comenzó sus pruebas hace tres años y medio, y desde entonces ha instalado las máquinas en varias ubicaciones de Estados Unidos, según la fuente. La compañía declinó hacer comentarios.

El interés en la tecnología de empaque ha sacado a la luz la forma en que los gigantes del comercio electrónico están enfrentando uno de los principales problemas de la industria logística en la actualidad: encontrar una mano robótica que pueda agarrar diversos elementos sin romperlos.

Amazon emplea a innumerables trabajadores en cada centro de distribución que realizan variaciones de esta misma tarea. Algunos almacenan el inventario, mientras que otros seleccionan los pedidos de los clientes y otros toman los productos, los colocan en la caja del tamaño correcto y los sellan.

Muchas empresas emergentes e investigadores universitarios están compitiendo para automatizar esta labor. Si bien los avances en materia de inteligencia artificial están mejorando la precisión de las máquinas, todavía no hay garantía de que las manos robóticas puedan evitar que una jarra de mermelada se resbale y se rompa, o que puedan cambiar sin problemas de recoger un material de goma a agarrar firmemente una aspiradora.

Amazon ha probado la tecnología de diferentes proveedores que algún día podría usar para estas tareas, incluida Soft Robotics, una empresa emergente del área de Boston que se inspiró en los tentáculos del pulpo para hacer las pinzas más versátiles, dijo una persona familiarizada con la experimentación de Amazon. Soft Robotics se negó a comentar sobre su trabajo con Amazon, pero dijo que ha manejado una amplia y cambiante variedad de productos para múltiples grandes minoristas.

Amazon aún no considera que la tecnología de agarre esté lista para implementarse, así que ha automatizado el proceso de empaque en torno a este problema. Los humanos aún colocan los artículos en una cinta transportadora, pero las máquinas construyen las cajas alrededor de ellos y se encargan del sellado y etiquetado. Esto ahorra dinero no solo al reducir la mano de obra, sino también al reducir el desperdicio de materiales de embalaje.

Estas máquinas no están exentas de defectos. CMC solo puede producir una cantidad limitada al año. Necesitan un técnico in situ que pueda solucionar los problemas a medida que surjan, un requisito del que Amazon preferiría prescindir, dijeron las dos fuentes. Además, el pegamento caliente que cierra las cajas también puede acumularse y causar interrupciones en las máquinas.

Otros tipos de automatización, como el sistema robótico de ensamblaje de comestibles de Ocado Group PLC, son foco de gran interés de parte de la industria.

Pero las máquinas de empaque ya han demostrado su utilidad para Amazon. La empresa las ha instalado en almacenes de alto tráfico que se encuentran a poca distancia de Seattle, Frankfurt, Milán, Ámsterdam, Manchester y otras ubicaciones, manifestaron las fuentes.

Las máquinas tienen el potencial de automatizar más de 24 puestos de trabajo por instalación, dijo una de las fuentes. La compañía también desplegará casi dos docenas de centros de distribución adicionales en Estados Unidos para inventarios pequeños y no especializados, según la consultora de logística MWPVL International, que podrían incluir las máquinas.

Esto es solo un presagio de la automatización por venir en los próximos años.

"En última instancia, el objetivo final es un almacén 'con luces apagadas' (completamente automatizado)", concluyó una de las fuentes.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

© Thomson Reuters 2019 All rights reserved.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroIndustriaDistribución
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER