×
Publicidad
Publicado el
19 abr. 2022
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Ante los desafíos del sector infantil, BabyKid+Fimi se posiciona como punto de encuentro internacional

Publicado el
19 abr. 2022

La moda infantil y la puericultura encaran su regreso a la normalidad. Un sector que refleja su afán de recuperación también en sus eventos, que progresivamente vuelven a organizarse en formato físico y a reunir a los profesionales de la industria de forma profesional. Es el caso de BabyKid+Fimi, el certamen dedicado al universo infantil dirigido por Alicia Gimeno, que celebró su segunda edición en Feria Valencia tras 2 años de ausencia. ¿El planteamiento de esta nueva cita conjunta? Proponer un reencuentro de los profesionales del mundo infantil, "con ganas renovadas por reactivar la dinámica del sector".


Fimi + Babykid



"Hemos superado las expectativas", se congratulaba la directora del certamen, celebrado entre los pasados 17 y 19 de febrero en Valencia, en una entrevista con FashionNetwork.com. "El comprador se ha quedado sin opciones de compra, teniendo en cuenta la cancelación de Nuremberg Toy Fair y la pequeña respuesta de demanda y compradores en Pitti Bimbo. Somos la primera feria del circuito cuyo balance es muy positivo", valoraba orgullosa la directiva, estimando una mejora cualitativa y una profesionalización del evento, que retrasó sus fechas para amortiguar el golpe de la variante Omicron durante los primeros meses del año.

Una apuesta arriesgada, pero de la que el evento profesional salió airoso, posicionándose como punto de encuentro internacional del sector, en pleno camino hacia la recuperación. Así, BabyKid+Fimi superó sus previsiones de asistencia, al contabilizar más de 3600 registros de puntos de venta procedentes de 40 países. Los principales visitantes no solo procedieron de mercados europeos, como Italia, Portugal o Polonia, sino que la cita también contó con la presencia de profesionales de Estados Unidos, Latinoamérica, Emiratos Árabes Unidos, Jordania, Líbano o Israel.

En lo referido a los expositores, la feria de puericultura y moda infantil presentó las propuestas de 261 marcas (de las que 161 fueron españolas) procedentes de un total de 23 mercados, ocupando un total de 12 500 metros cuadrados. "La internacionalización del certamen tiene que ser una prioridad", recordó Alicia Gimeno sobre el objetivo de colocar tanto la feria como la industria infantil españolas en el mapa internacional para encontrar ejes de desarrollo del negocio fuera del limitado mercado nacional. En esta línea de mirar al extranjero, la cita contó con el apoyo del ICEX (Instituto de Comercio Exterior) y del IVACE (Institut Valencià de la Competitivitat Empresarial).

Concretamente en España, se espera que las 298 marcas forman parte de Asepri (Asociación española de productos para la infancia) crezcan un 11 % a lo largo de este año, recuperando la facturación global de 1170 millones de euros previa a la pandemia. De la producción global, se dedica a la exportación el 57 % de moda y calzado mientras que tan solo el 38 % de puericultura y los principales mercados son Italia, Portugal, Grecia, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania.

Regreso optimista a lo presencial



"Hemos vuelto a la feria después de varios años y estamos seguros de que vamos a volver. Todos los contactos están siendo fructíferos", celebraron desde la firma francesa Orchestra, dirigida en España por David Aucouturier. Un feedback positivo compartido por la marca de calzado infantil española Pisamonas, que dio el salto al BtoB el pasado año. "Es nuestra primera vez, hasta ahora solo habíamos participado en ferias en colaboración con desfiles. Estamos muy satisfechos, pero tenemos la mirada puesta en la próxima edición", comentaron desde la firma, celebrando el volumen de visitantes nacionales y el cierre de "acuerdos de valor". La marca Monnuage estuvo de acuerdo: "La feria ha sido un éxito. Hemos trabajado mucho. Teníamos el stand a tope cada día y hemos hecho contactos muy interesantes".

Desde las firmas Babidif y la portuguesa Laranjinha, que celebra este año su 40 aniversario, reconocieron su sorpresa ante el regreso optimista del evento físico. "Ha habido mucho movimiento, se han superado con creces nuestras expectativas", aseguraron. Por su parte, Creaciones Charo destacó el cierre de compras en mercados internacionales y la firma de un "buen acuerdo de distribución con un agente italiano"; mientras que desde la marca de complementos Siena subrayaron las "ganas de comprar" de los asistentes. Finalmente, representantes de la firma Paz Rodríguez celebraron las "negociaciones de futuro" consolidadas con clientes internacionales.



BabyKid+Fimi



En el ámbito de la puericultura, la satisfacción también resonó en las conversaciones de los pasillos de Feria Valencia. "Es muy bonito ver que los clientes vuelven a tener ganas. Hemos tenido muchos clientes de exportación", celebraron desde la marca valenciana Cambrass. "Hemos conseguido muchos clientes nuevos y algunos han pasado a hacer el pedido directamente", comentaron desde la firma Bimbi Dreams, que presumió de uno de los stands más concurridos, junto al de la emblemática Chicco. Por su parte, la marca de muñecos Nines D'Oneil, la firma alemana Abc Design o el especialista en mobiliario infantil Micuna declararon que la cita supuso la recuperación de la ilusión, anticipando que su presencia ya está confirmada de cara a 2023.

El mapa de la moda infantil, en plena reorganización



Si bien la nueva realidad marcada por el uso de mascarillas o los tests necesarios para la entrada al recinto ferial formaron parte de forma relativamente natural de la nueva realidad del sector, la ausencia de los desfiles de moda infantil que suelen celebrarse en la feria se hizo sentir entre los asistentes. "No queríamos tomar riesgos innecesarios", explicó la directora del evento sobre las dificultades de organizar una pasarela en condiciones de seguridad ante el Covid-19 con un centenar de niños pequeños. No obstante, los shows regresarán a Feria de Valencia durante la 8ª edición de Día Mágico by Fimi, del 13 al 15 de mayo. Un evento profesional dedicado a la moda de comunión que reunirá a 60 marcas de 26 países y que subirá a la pasarela a niños ya vacunados, mayores de 12 años. Por su parte, la próxima edición de Fimi Summer Experience regresará al recinto ferial valenciano un mes más tarde, entre los días 17 y 19 de junio.

Sobre el estado en el que se ha quedado el sector de la moda para niños y de la puericultura tras la pandemia, Alicia Gimeno fue tajante. "El mapa de la moda infantil está en plena reorganización", afirmó, subrayando que el cierre de firmas históricas, incluso antes del inicio del Covid-19, también converge con el nacimiento de otros proyectos nativos digitales, con marcado carácter sostenible desde sus orígenes. Pero la responsabilidad ambiental y la adaptación a las nuevas tecnologías no son los únicos retos a los que se enfrenta una industria obligada a transformarse.

Si la directora de la cita insistió en la necesidad de poner en marcha políticas que favorezcan la natalidad, también hizo hincapié en la necesidad de "educar desde muy pequeños a los compradores del futuro", repensar las tiendas físicas como puntos de encuentro experienciales y formarse para entender al cliente adolescente, ágil en redes sociales y propenso consumidor de la moda rápida del gigante chino Shein. ¿El último reto a no perder de vista? El estudio de estrategias y modelos de negocio para integrar en las propias marcas la venta segunda mano, tan extendida al margen de las firmas, en una industria donde las necesidades de los niños evolucionan mes a mes y los productos de puericultura cuentan con un posicionamiento de precios elevado. "Tenemos que ponernos la pilas", concluyó Gimeno. Como ante el desafío digital de la pandemia, solo saldrán airosas aquellas empresas capaces de adaptarse a las nuevas realidades.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.