×
Publicidad
Publicado el
30 sept. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Arturo Obegero se adentra en el universo del perfume junto a Pigmentarium

Publicado el
30 sept. 2021

“Azabache” es el sugerente título del primer perfume del joven diseñador asturiano Arturo Obegero. Un proyecto desarrollado desde hace un año junto al especialista de perfumes checo, Pigmentarium, y que fue presentado durante un cóctel en la tienda de ropa Elevastor, situada en el barrio de Le Marais. Un total de 300 unidades han sido producidas, una de ellas con un frasco pintado de negro por el propio diseñador, las cuales serán comercializadas a través de la web del creador y de la compañía de perfumes, así como en una selección de puntos de venta físicos, a un precio de 238 euros. 


Azabache, la primera fragancia de Arturo Obegero - Arturo Obegero



Originario de Tapia de Casariego, un pequeño pueblo del norte de España, Arturo Obegero ha conseguido, en cuestión de poco tiempo, hacerse un nombre propio en la escena de la moda parisina. Formado en Central Saint Martins y en las filas de la maison Lanvin, donde trabajó un año bajo la batuta de Bruno Sialelli, el creador presentó la primera colección de su firma masculina homónima en París, en marzo del año pasado. 

“Normalmente las marcas esperan años antes de lanzar su propio perfume, pero llegó un momento en que nos dijimos que teníamos que hacerlo”, cuenta con entusiasmo el joven diseñador, sin ocultar que la pandemia ha acelerado sus proyectos. “Después de este año de Covid-19 en el que no sabes si se puede acabar todo mañana o en media hora, creímos que había que aprovechar esta oportunidad”, continúa, reconociendo que además este lanzamiento permite dar visibilidad a su proyecto durante la fashion week femenina. “Estamos empezando y tenemos que ir a tope con la Semana de la Moda”, afirma. Los próximos proyectos de la marca, que en breve empezará a estar a la venta a través de la plataforma Ssense, pasan por trabajar la parte comercial para impulsar sus ventas y mudarse a un estudio propio.

“Azabache” surgió de forma natural, gracias a un amigo común que vio claras las posibles sinergias entre el diseñador y la empresa checa. “Desde el primer Zoom hubo una conexión brutal y muy buena química, hubo claras coincidencias entre los valores de las marcas y lo que nos gusta a nivel estético”, recuerda Obegero sobre un proyecto inicialmente gestado en la distancia provocada por la pandemia y para el que envió su inspiración en forma de moodboards, playlists o collages. “Yo tenía muchas ideas, pero aún no sabía cómo se podrían materializar en perfume”, reconoce. Lo que sí tenía claro es que sería una fragancia unisex en la que no faltarían “elementos de la infancia en Asturias”.


Arturo Obegero



“Este elegante perfume resulta de una interpretación del que quizás sea uno de los elementos olfativos más clásicos: las rosas”, anticipa Jakub F. Hiermann, cofundador y nariz de Pigmentarium, sobre el perfume, que combina igualmente verbena, pimienta rosa y musgo. Fundada en 2018 en Praga, la casa de perfumes checa se caracteriza por trabajar con pequeños negocios familiares y artesanos locales para desarrollar sus fragancias, a menudo inspiradas en la cultura checa de comienzos de siglo XX.

A día de hoy, hasta 5 sofisticadas propuestas componen su catálogo y se comercializan online y en puntos de venta físicos en República Checa, Ámsterdam, Estocolmo y Reikiavik. “Estamos viviendo un sueño, disfrutando del proceso y de la creatividad”, asegura sonriente Tomas Ric, cofundador y consejero delegado de la empresa de estilo depurado y minimalista, anticipando que su próximo desafío consiste en desarrollar su negocio en el mercado francés.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.