×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
28 jul. 2021
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Better Cotton Initiave espera un nuevo récord de producción en 2021

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
28 jul. 2021

Después de haber alcanzado un récord de 1,7 millones de toneladas métricas de algodón producidas en 2020, Better Cotton Initiative espera establecer uno nuevo para el ejercicio actual. Además, como anuncia el organismo mundial de certificación de agricultores, se ha unido a 180 nuevas marcas, grupos y fabricantes.


Shutterstock


Durante el primer semestre del año, unos 165 proveedores y fabricantes ubicados en 27 países (Bulgaria, El Salvador, México, Singapur, Túnez, etc.) pasaron a ser miembros de BCI, así como 22 minoristas y marcas de 13 países. Entre ellos se encuentran Hanes Brands, Gerber Childrenswear, Rip Curl, Happy Socks, Tally Weijl, Tokmani, Hush o incluso Just Jean y Kingfisher. Llevando el número de miembros del programa a 2200.

Pero BCI indica sobre todo haber experimentado en el primer semestre del año una fuerte aceleración en su producción algodonera, con 946 000 toneladas métricas, frente a los 1,7 millones producidos en el año 2020 en total. Una tendencia que, de persistir durante la segunda mitad del año, debería permitir que la cantidad supere a la del año anterior. Lo que ya era un récord para su actividad.

Antes de la crisis, el algodón representaba alrededor del 25,7 % de la producción mundial de fibra en el ejercicio 2019, según Textile Exchange. Dentro de esta producción, la participación de los "preferred cotton", que incorporan compromisos sociales y/o ambientales, alcanzó el 22 %, frente al 5 % en 2014. De este 22 %, nada menos que el 10,53 % es solo algodón BCI. Llega incluso al 19 % si tomamos en cuenta los programas que han desarrollado su modelo (como Abrapa, Cmia o MyBMP). Se conoce que BCI tiene la intención de representar el 30 % de la producción mundial de algodón para 2030.

Una hegemonía creciente que le ha valido a BCI cierta desconfianza entre los jugadores que apuestan por la moda responsable. El año pasado, BCI certificó a 2,4 millones de agricultores y granjeros de todo el mundo, haciendo que se comprometieran con una producción de algodón más sostenible. Pero el programa suele ser acusado de haber desviado a estos agricultores del algodón orgánico, que es más exigente y cuya producción cayó de forma paralela al éxito de BCI. Antes de la crisis, los programas BASF, Cleaner Cotton, Fair Trade, ISCC, Organic o Reel Cotton solo representaban el 3 % de la producción mundial.

Otra crítica recurrente contra BCI son los casos señalados en los medios de comunicación de agricultores certificados que no separan claramente su producción de BCI de su producción de algodón convencional. Creando un riesgo de hacer que el sello participe involuntariamente al "greenwashing" de materiales. Un escollo sobre el que otras certificaciones más restrictivas como GOTS (Global Organic Textile Standard) han construido su éxito. BCI ha sido atacada recientemente por su postura sobre el caso de los uigures de Xinjiang.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.