Billabong no encuentra comprador y se desploma en bolsa

SYDNEY – Las acciones del grupo australiano de marcas de deslizamiento Billabong han caído cerca de un 60% en el parqué de Sydney este martes, después de un mes sin cotizar en bolsa. El grupo ha anunciado el fracaso de las negociaciones con dos compradores potenciales.

A las 15h (hora local), el título valía 26 céntimos de dólar australiano (0,19 euros), lo que se traduce en un 43,5% menos en comparación con el 9 de mayo. Durante la sesión matinal ha caído un 58%.

El grupo australiano ha sifrido una severa caída en bolsa. Foto: Billabong.

“Las discusiones con los fondos Sycamore y Altamont/VF sobre un cambio de control han llegado a su fin”, ha anunciado el grupo en un comunicado. Sin embargo, continúa habiendo negociaciones no exclusivas con ambas entidades sobre ventas de activos, o sobre otras vías de refinanciación para hacer frente a las deudas, añade.

"El objetivo de la refinanciación es proporcionar a la compañía una solución global y una estructura de capital adecuada para continuar con su programa de reformas, ha declarado Ian Polland, presidente de Billabong. Billabong quiere avanzar lo más rápido posible, reduciendo de manera drástica los costes de todas nuestras operaciones”.

En los últimos meses, varias entidades declararon su interés por la compra del grupo, creado en 1973 por una pareja de surfistas, que lleva varios años acumulando datos negativos. Entre ellas, figura el fondo de inversión Sycamore Partners (asociado a Paul Naude, un antiguo directivo americano) y Altamont Capital Partners, así como el grupo VF Corporation. Finalmente, la operación no se ha llevado a cabo.
En 2012, Billabong rechazó una oferta de compra de la firma TPG por 841,8 millones de dólares australianos. Actualmente, su valor en bolsa es de alrededor de 91 millones de dólares.

El grupo contempla la ventad e la cadena canadiense West 49, según indica el comunicado. Además, ha revisado a la baja sus previsiones de resultados para el ejercicio actual. Actualmente cuenta con un beneficio neto de explotación de entre 67 y 74 millones, frente a los 81 millones previstos en un principio.

Fundado en la Gold Coast australiana, en el estado de Queensland, Billabong encontró el éxito en el medio del surf para más adelante proponer ropa para los deportes de deslizamiento, sabiendo ir más allá del público surfista. En los últimos diez años, la empresa ha aumentado de tamaño, desembarcado en mercados internacionales y adquiriendo otras marcas, como Tigerlilly y Von Zipper.

El grupo se ha visto afectado por el alto precio del dólar australiano, por la desaceleración de la economía mundial y por una caída del éxito de sus productos por parte de los compradores.

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.

DeporteBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER