Blanco regresa a los orígenes en su proceso de reestructuración

La enseña de moda Blanco, propiedad del grupo saudí Alhokair, ha anunciado su intención de recuperar su nombre, por lo que abandona la marca Suiteblanco, como parte de su nueva estrategia empresarial y para recuperar las raíces de la marca, según ha informado la firma en un comunicado.

La nueva colección Tartan de Blanco - Blanco

En concreto, la cadena de tiendas de origen español vuelve a denominarse Blanco, como primer paso dentro de la estrategia de completa reestructuración liderada por el nuevo consejero delegado, Stephen Craig, desde el pasado mes de junio.

Blanco ha señalado que este cambio es "una apuesta por una vuelta a los orígenes y por la recuperación de una parte tan esencial de su ADN como es su nombre".

La enseña textil reitera que esta vuelta a su nombre es una "señal evidente" del fuerte compromiso y de la "total confianza" en la proyección del grupo tras la compra en febrero del año pasado por parte del grupo saudí Alhokair.

El consejero delegado, Stephen Craig, se ha congratulado por el regreso a la marca original. "Volvemos a ser Blanco. Desde todas las áreas de negocio estamos trabajando en un fuerte reposicionamiento, mirando hacia un futuro muy emocionante y siempre tomando como referencia nuestra herencia original", ha indicado.

"Recuperar el nombre de la marca es sólo el principio de todo lo que está por llegar. Sin duda, estamos ante un nuevo comienzo. Contamos con un nuevo equipo directivo que solventará los errores del pasado, para el que las personas que forman parte de Blanco son una pieza clave de la solución y cuyo objetivo es construir una nueva marca con unos valores que giren en torno al cliente y a un producto atractivo", ha subrayado Craig.

Blanco ha indicado que se encuentra en "un periodo de transición" y que las tiendas Suiteblanco no cerrarán, sino que irán evolucionando y actualizándose poco a poco.

La marca ha avanzado que presentará el nuevo concepto de tienda y las primeras 'flagship stores' el próximo año y ha explicado que los actuales establecimientos se irán reconvirtiendo paulatinamente a lo largo de los próximos meses de 2016 hasta conseguir una "perfecta unificación".

La firma de moda Blanco, tras la adquisición del grupo saudí, inició un ajuste de plantilla que afectó a cerca de 189 empleados y conllevó el cierre de una docena de tiendas ubicadas en Alicante, Barcelona, Bilbao, Elche, Ibiza, Madrid, Valencia, San Sebastián, Santander y Santiago de Compostela.

Copyright © 2019 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

TextilDistribución
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER