×
Por
AFP
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
28 sept. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Boohoo conocía las prácticas laborales deplorables de sus proveedores

Por
AFP
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
28 sept. 2020

El grupo británico de moda Boohoo era consciente de las condiciones laborales deplorables de algunos de sus proveedores en Reino Unido, meses antes de que estallara el escándalo que afectó su imagen e hizo caer el valor de su acción en la bolsa, según un informe de investigación publicado el viernes.


Boohoo se centra en el público juvenil, con artículos de moda de bajo costo. - Boohoo


Esta investigación fue encargada por la propia empresa con el fin de dar a conocer estas prácticas, en particular un nivel de salario muy por debajo de los mínimos legales, que casi equivalían a la esclavitud, según la asociación para la defensa de los derechos de los trabajadores Labor Behind the Label, que estuvo detrás de las revelaciones de julio.

Boohoo, que se especializa en la moda rápida económica y orientada a los jóvenes, incluye varias marcas distribuidas internacionalmente con ventas anuales de más de 1000 millones de libras.

En los hallazgos de su investigación, la abogada Alison Levitt indicó que no ha encontrado evidencia de que Boohoo haya cometido ningún delito, pero se critica al grupo por hacer la vista gorda a las prácticas de sus proveedores.

Este informe confirma que los empleados de los talleres de confección de Leicester (centro de Inglaterra) que abastecen a Boohoo trabajaban en malas condiciones por un salario irrisorio. Es importante destacar que "desde al menos diciembre de 2019, los altos funcionarios de Boohoo han sabido que había problemas graves en relación al tratamiento de los trabajadores en las fábricas de Leicester", según Levitt.

Las acusaciones de malas prácticas entre sus proveedores y los artículos de prensa que las denuncian datan de 2017.

La investigación también destaca que Boohoo se benefició de las segundas medidas de confinamiento impuestas en Leicester durante el verano a causa del resurgimiento del coronavirus. El grupo "pensó en apoyar a las fábricas de Leicester no cancelando pedidos, pero no asumió la responsabilidad de las consecuencias para quienes confeccionaban la ropa".

Finalmente, el informe se asegura de apuntar a las autoridades que no hicieron cumplir la ley en materia de condiciones laborales.

La investigación "identificó problemas inaceptables en nuestra cadena de suministro y los pasos que hemos tomado para abordarlos", dijo el director general de Boohoo, John Lyttle.

“Pero está claro que hay que ir más allá”, añadió, señalando en particular fortalecer sus medidas de control, diversificar su directorio y tener criterios de selección más estrictos para sus proveedores.

Russ Mold, analista de AJ Bell, dijo que los cambios "podrían traducirse en costos más altos y extenderse a los consumidores", incluso cuando Boohoo ha construido su éxito en su ropa económica.

No obstante, según opinó el analista, "poner la casa en orden podría beneficiar a Boohoo" al tranquilizar a los inversores y clientes. En cualquier caso, el informe fue bien recibido por el mercado de valores, ya que el valor de la acción aumentó un 10,23 % hasta los 357,60 peniques el viernes alrededor de las 09:40 GMT.
 

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.