×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
16 jun. 2022
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Boohoo volverá a crecer en el segundo trimestre tras su caída de ventas

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
16 jun. 2022

Boohoo presentó este jueves por primera vez unos resultados que reflejan una caída de ventas. En los tres meses transcurridos hasta el 31 de mayo, las ventas totales cayeron hasta los 445,7 millones de libras, un 8 % menos que el año anterior.



Sin embargo, si comparamos esta cifra con el mismo trimestre antes de la pandemia, vemos un aumento del 75 %.

Los ingresos en Reino Unido en el último trimestre cayeron un 1 %, hasta situarse en 272,1 millones de libras, pero aumentaron un 94 % respecto al mismo periodo antes de la pandemia. En el resto de Europa, los ingresos cayeron un 9 %, hasta los 49,6 millones de libras, pero también aumentaron considerablemente (un 30 %) con respecto al mismo trimestre antes de pandemia.

En Estados Unidos, los ingresos cayeron un considerable 28 %, hasta los 95 millones de libras, pero aumentaron un 85 % en comparación con los tres meses anteriores a la pandemia. En el resto del mundo, los ingresos aumentaron un 15 %, hasta los 29 millones de libras, lo que supone un 20 % con respecto al trimestre anterior al coronavirus.

La empresa ha dicho que las comparaciones con un año antes parecen más débiles porque los cierres impulsaron mucho sus operaciones durante el año anterior. Pero destacó la comparación con los resultados de tres años antes, que muestra un crecimiento muy saludable en general.

La compañía ha añadido que, tal y como se esperaba, "el crecimiento de la demanda bruta se mantuvo positivo frente a las duras comparaciones, con las ventas netas afectadas por la normalización de las devoluciones por el cambio de la mezcla de productos".

Algo que también señaló su rival digital ASOS hizo el jueves, apuntando a una tasa muy alta de devoluciones en su advertencia sobre beneficios.

Boohoo, por su parte, ha dicho que las ventas en el Reino Unido mejoraron mes a mes durante este periodo y que las ventas netas volvieron a crecer en mayo. La demanda bruta subyacente se mantuvo fuerte (un 21 % más) "ya que nuestra propuesta líder tiene muy buena acogida entre los clientes".

Pero los resultados internacionales "siguieron sufriendo los efectos de los plazos de entrega, aunque la venta al por mayor impulsó el crecimiento en el resto del mundo y contribuyó a los resultados del resto de Europa".

El margen bruto de los tres meses fue del 52,8 %, lo que supone una caída de 220 puntos porcentuales con respecto a la fuerte comparativa del año anterior, pero un aumento de 240 puntos porcentuales si lo comparamos con el segundo semestre del ejercicio anterior. Fue mejorando durante todo el trimestre.

Boohoo ha explicado que ha adoptado medidas centradas en la optimización de las operaciones y en "un mejor posicionamiento para recuperarse rápidamente cuando las dificultades derivadas de la pandemia disminuyan".

La empresa ha seguido aumentando el abastecimiento en mercados cercanos para reducir la exposición a los elevados costes de los fletes de entrada, con un aumento de 10 puntos porcentuales en la combinación de productos de corta duración en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El inventario también se controló rigurosamente durante el trimestre, los niveles de existencias fueron más bajos que los de final del año, hubo mejoras en la rotación del inventario y una mayor flexibilidad de la cadena de suministro.

También se ha seguido avanzando en proyectos estratégicos clave, y se prevé que el proyecto de automatización de Sheffield se ponga en marcha durante el segundo semestre del presente ejercicio. El grupo también ha firmado un contrato de arrendamiento para un nuevo centro de distribución en Elizabethtown, Pennsylvania, para respaldar su ambición de crecimiento internacional y "transformar la propuesta de los clientes en un mercado clave, con la puesta en marcha prevista a mediados de 2023".

La venta mayorista sigue creciendo gracias a una asociación en Reino Unido lanzada en el trimestre.

¿Dónde deja todo esto al propietario de Debenhams, Karen Millen y PrettyLittleThing en términos de previsiones para el año? A diferencia de ASOS, no ha hecho ninguna advertencia de beneficios y ha dicho que sus previsiones para el año que termina el 28 de febrero de 2023 no han cambiado.

Se espera que el crecimiento de ingresos para el año fiscal 23 sea de un solo dígito, con una vuelta al crecimiento durante el segundo trimestre y una mejora de las tasas de crecimiento en la segunda mitad, a medida que anualice las elevadas tasas de retorno y la normalización de la demanda de los consumidores.

Los márgenes de Ebitda ajustados deberían situarse entre el 4 y el 7 %, en línea con las previsiones anteriores, "ya que el grupo sigue viéndose afectado por factores inflacionistas y relacionados con la pandemia que repercuten negativamente en los costes de su cadena de suministro y en su propuesta competitiva internacional, compensados en cierta medida por los beneficios financieros de nuestras prioridades estratégicas y el apalancamiento de los gastos generales".

El director general John Lyttle terminó con una nota optimista y dijo que está "satisfecho con el progreso que estamos haciendo hacia nuestras prioridades estratégicas, que ya está teniendo un impacto significativo a nivel operativo dentro del negocio. Hemos visto señales prometedoras en los resultados de ventas del grupo en Reino Unido, que han mejorado mes a mes durante el periodo y ya tenemos la vista puesta en nuestra temporada comercial clave de verano, ya que las vacaciones aumentan y los clientes buscan la última moda de todas nuestras marcas".

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.