Bruno Cercley (CEO de Rossignol) : "El textil puede volverse más importante que el equipamiento"

Si la golondrina hace la primavera, Rossignol hace el esquí. La marca francesa fundada en 1907 es una pieza clave en el mundo del esquí alpino. La marca sigue siendo uno de los líderes mundiales de la producción de material para la práctica deportiva. Una historia importante en el sector y un savoir-faire que es la base de la actividad de la empresa ubicada junto a Grenoble. Pero hoy, Rossignol es mucho más que deportes de invierno. Es un grupo paraguas de varias marcas y la mitad de los 1.500 empleados tienen su sede fuera de Francia.

Bruno Cercley, CEO del grupo desde 2008 detalla para FashionNetwork.com la estrategia desarrollada desde la adquisición del fondo noruego Altor en 2013. Equilibrio estacional, crecimiento externo, desarrollo de nuevos mercados, el líder aporta su visión sobre las limitaciones y oportunidades de su grupo, que cuenta hoy con una docena de marcas como Lange, Look, las marcas de ciclismo Time y Felt o incluso los productos dedicados al trail running de Vertical y la marca de ropa outdoor noruega Dale of Norway, adquirida este año. Pero las mejores oportunidades podrían estar directamente dentro de la marca Rossignol. Para Bruno Cercley, su potencial más importante se encuentra en la industria textil, que cree que puede superar al negocio de equipamiento. La marca presenta en el salón florentino Pitti esta semana para revelar sus futuras piezas más destacadas y una nueva colección de zapatos creada con la marca Philippe Model.  Ciertamente una de las mejores revelaciones para medir esta potencial moda.


Bruno Cercley - Rossignol

FashionNetwork.com: Como especialista en esquí, la nieve en la estación fría es una cuestión importante. A medida que comienza la temporada y ha nevado poco, ¿cómo analiza estos problemas climáticos para su actividad?

Bruno Cercley: No podemos ignorar este cambio climático con variaciones de temperaturas muy elevadas y al mismo tiempo, como en la actualidad, con poca nieve al comienzo de la temporada y más, a veces, en junio. Las estaciones están equipadas y, cuando hace frío, usan los cañones de nieve y se puede esquiar en condiciones adecuadas con nieve artificial. Las estaciones de menor altitud se han unido a otras áreas y muestran inventivas para atraer a los visitantes. El peso del invierno sigue siendo muy importante para nosotros. Lo estamos dejando ir gradualmente, pero queremos seguir confiando en nuestra experiencia en montaña.
 
FNW: En su ejercicio de 2017, el grupo Rossignol alcanzó una facturación de 345 millones de euros con un 15% en ciclismo y un 15% en textiles y calzado. ¿Cuál es su dinámica actual y cómo se distribuye esta facturación?

BC: La marca Rossignol representa alrededor de dos tercios de nuestra actividad. Nuestro grupo debería generar unos 380 millones de euros en el cierre de nuestro ejercicio a finales de marzo, con 70 millones en el textil, más de 260 millones en la sección de invierno y entre 50 y 60 millones en ciclismo.

FNW: El grupo ha realizado adquisiciones estos últimos años, con Felt y Time en el ciclismo o Raidlight y Dale of Norway en el outdoor. ¿Cuál es su estrategia?

BC: Primero tienes que entender de dónde vienes. La implementación se ha alineado desde que definimos las direcciones estratégicas de larga duración. Nuestra ventaja es que Rossignol viene de producir artículos de esquí desde su creación y ha participado en su desarrollo. Rossignol también ha hecho botas de esquí. La segunda etapa, entre 1950 et 2005, fue para desarrollar todas las categorías de deportes de invierno. Rossignol registra una posición de liderazgo en el esquí a nivel mundial y es el número dos en botas de esquí. Pero las posiciones están establecidas, bastante sólidas, pero con pocas posibilidades de crecimiento en estas categorías de productos. El mercado está concentrado en tres países : Francia, Austria y los Estados Unidos. Y hay una oportunidad con China, que organizará los Juegos Olímpicos de 2022. Hemos estado activos con nuestros importadores en este mercado desde hace 17 años. Hemos introducido un nuevo accionista que conoce este mercado y debe permitirnos crecer al evitar hacer estupideces. Esto puede representar decenas de millones más. Pero, de hecho, no es un cambio estratégico.


La colaboración con Philippe Model que será presentada en Pitti Uomo - DR

FNW: Entonces, ¿cuál puede ser este cambio?

BC: Se trata de estar en un universo coherente, con un enfoque en deportes al aire libre y equilibrar la actividad durante el año con el desarrollo del ciclismo. Adquirimos las marcas Felt y Time. Y desde hace dos años desarrollamos una oferta VTT Rossignol, con resultados muy alentadores en el sector eléctrico. Actualmente, estructuramos esta división creando una sede en Los Ángeles, donde tienen base los equipos de Felt. Es un mercado muy competitivo con profesionales ya instalados. No tenemos el objetivo de desafiarles directamente, pero es un complemento de actividad muy interesante en nuestro terreno conocido.

El otro enfoque es el de desarrollar el textil. La marca Rossignol puede apoyar un desarrollo muy importante en este segmento. Esto pasa por el savoir-faire técnico en la ropa de esquí. Pero también para cultivar esta atmósfera relacionada con las montañas, compartiendo momentos con familiares o amigos. Esta comunidad de personas a las que puntualmente les gusta disfrutar de la pista. Es para acompañarles, sin olvidar el aspecto técnico, hacia una oferta ineludible en estación o urbana. Y eso es mucho más importante.

FNW: ¿Cómo se divide su oferta? ¿Entre deporte y moda?

BC: Empezamos desde cero. Existía una licencia. Con el fondo Altor, teníamos desde 2013 el objetivo de desarrollar el textil con una oferta técnica y con un enfoque prêt-à-porter. Instalamos un equipo en Milán en 2015. Y el conjunto del textil de la marca representa hoy en día unos 45 millones de euros, con un crecimiento del 40%. El posicionamiento premium y elegante. En una oferta puramente técnica, tienes a Columbia, Patagonia, The North Face y nosotros tenemos poco que aportar. Por el contrario, en la gama muy alta, o incluso en el lujo, tienes a Bogner, Moncler o Armani. Estamos mucho más en este lado. Tenemos un enfoque de muy buena calidad con una visión técnica y la voluntad de que en los productos hay un enlace con la historia. Por ejemplo, el azul que hace referencia a los productos de los años sesenta.

FNW: ¿Cuál es el potencial del grupo Rossignol dentro de cinco años?

BC: Podemos lograr una facturación de 500 millones de euros. Después, no sé cuál será el peso del textil. Pero si se trata de 100 o 200 millones de euros, estaremos en una dinámica positiva. Siempre he pensado que el textil puede volverse más importante que el equipamiento en la actividad del grupo.

Traducido por Rocío Alonso Lopez

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

TextilBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER