×
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
24 ago. 2021
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Camille Miceli es la nueva diseñadora de Emilio Pucci

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
24 ago. 2021

Las cosas se van aclarando sobre el relanzamiento de Emilio Pucci. En junio, LVMH adquirió el 33 % de las acciones que necesitaba para hacerse con el control total de la casa italiana, en la que tenía una participación mayoritaria desde el año 2000, y no perdió el tiempo. El grupo de lujo buscó entre sus filas el perfil ideal para relanzar esta marca histórica y lo encontró poniendo sus ojos en Camille Miceli.


Camille Miceli - LinkedIn


Según algunas fuentes, a la francesa se le debería confiar pronto la dirección artística de Emilio Pucci. LVMH declinó hacer comentarios. Con sus habilidades, su rico bagaje y su personalidad, la diseñadora tiene todas las cualidades para hacerse cargo de la marca florentina, conocida por sus coloridos estampados vintage y sus piezas de jersey de seda, que lleva sin director artístico desde 2017 y busca relanzarse desde hace varias temporadas.
 
Poco conocida por el gran público y autodidacta, Camille Miceli lleva más de 30 años inmersa en el mundo de la moda, donde ha trabajado mano a mano con los más grandes, desde Azzedine Alaïa a Karl Lagerfeld, Marc Jacobs o Nicolas Ghesquière, pasando brillantemente de las relaciones públicas al diseño de accesorios.

De origen francés por parte de su madre e italiano por parte de su padre, y conocida por su elegancia, la diseñadora cayó en la moda a una edad muy temprana a través de unas prácticas en Alaïa. Tras terminar el instituto, pasó a trabajar en Chanel, que pronto le dio un puesto en el departamento de prensa, donde permaneció ocho años. En 1997, se incorporó a Louis Vuitton como directora de comunicación, justo cuando Marc Jacobs estaba a punto de lanzar la línea de prêt-à-porter de la empresa. Esta fue una experiencia decisiva para Camille Miceli.
 
Involucrada en todos los aspectos creativos, desde la organización de los desfiles hasta la construcción de la imagen de moda de la marca, la joven estuvo al frente de este importante proyecto para Louis Vuitton. Después de cinco años, dejó la comunicación para asumir un nuevo papel. Bajo la dirección de su mentor Marc Jacobs, se encargó de la bisutería.
 
Apasionada por el arte y llena de talento, Camille Miceli se incorporó siete años después a Christian Dior, donde mantuvo el mismo puesto, ocupándose tanto de la marroquinería como de la joyería. Tras cuatro años en Dior, donde trabajó junto a John Galliano y luego Raf Simons, la diseñadora volvió a Louis Vuitton en 2014 como directora creativa de accesorios (joyas, gafas y pequeña marroquinería).
 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.