×
69
Fashion Jobs

Chanel planea llevar el proyecto de experiencia de compra aumentada de Farfetch a nuevas tiendas

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
31 ene. 2020
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Parece que el probador Store of the Future diseñado por Farfetch para Chanel ha pasado todas las pruebas y ahora la casa francesa quiere implantarlo en tres nuevas tiendas en el primer semestre del año.
 

La boutique Chanel del número 19 de la rue Cambon - Foto: Olivier Saillant, cortesía de Chanel


Este vestuario de última tecnología, diseñado para conseguir el equilibrio perfecto entre una experiencia de tecnológica, una visita a la boutique y un personal shopper, parece gustar mucho a los clientes más fieles de Chanel, a juzgar por una demostración privada llevada a cabo esta semana.
 
"Para mí es la fusión de la excelencia minorista de Chanel y la excelencia digital de Farfetch. Están convencidos de que las compras de lujo seguirán llevándose a cabo en boutiques dentro de 10 o 20 años. Por nuestra parte, nos gusta pensar en los clientes del futuro, así que queríamos probar esta nueva experiencia del cliente. Es un enfoque de prueba y aprendizaje", explicaba un trabajador de Chanel encargado de presentar el proyecto que no quiso revelar su nombre.

Chanel firmó un acuerdo con Farfetch en febrero de 2018; puso tímidamente en marcha el concepto en abril y lo presentó a la prensa el mes pasado. Cuatro probadores en la Bel Etage o Piano Nobile de la segunda planta de su nuevo buque insignia situado en el número 19 de la rue Cambon haciendo esquina con la la calle comercial más concurrida de la ciudad, Faubourg St Honoré.


Espejo conectado - Foto: Chanel


Los primeros resultados han sido tan buenos que Chanel implantará el concepto en dos de sus buques insignia en Francia y en un centro comercial de París, previsto para finales de junio.
 
Aunque esta nueva experiencia del cliente suele comenzar fuera de la boutique, ya que a los clientes habituales se les ofrece una aplicación que les permite elegir previamente las propuestas de un desfile o una precolección y sugerencias de la amplia gama de accesorios que ofrece Chanel. Después pueden concertar una cita y sus elecciones estarán listas cuando lleguen.  Está diseñado como un viaje por el sueño de Chanel.  Los asistentes de compras pasan a ser asesores de moda y el en el interior del probador no figuran los precios en el espejo. Cuando entras, se pone en marcha una pantalla de espejo de última tecnología. La pantalla muestra todas las opciones, indica la colección precisa a la que pertenecen y ofrece múltiples perspectivas de los accesorios. Al igual que el espejo de Cenicienta, este también tiene personalidad propia. Si un personal shopper lleva una chaqueta nueva al probador, una delgada barra con identificación por radiofrecuencia detecta el artículo y muestra la propuesta del desfile original, además de detalles ampliados y un vídeo de la modelo luciendo el look en la pasarela.
 
El proyecto es tan innovador que ni siquiera tiene nombre, los empleados de Chanel y Farfetch se refieren a él como "el piloto", "el probador del futuro" o incluso "el espejo mágico".
 
"Por favor, no lo llames espejo mágico. ¡Es mucho más que eso! Desde la aplicación a la experiencia. ¿Qué te parece experiencia de compra aumentada?”, insistió Sandrine Deveaux, directora de la unidad comercial de innovación minorista de Farfetch, Store of the Future.
 
“Ha sido un gran momento para Farfetch porque Chanel es una marca increíble con la que trabajar“, destacó. "Tenemos visiones similares. Crear tecnologías perfectas para mejorar la experiencia del cliente y aprovechar el poder de los asesores de moda”, añadió Deveaux.
 
Un elemento clave de la expansión será adaptar la tecnología a las boutiques que no cuentan con un espacio tan amplio como el de 19 rue Cambon. Farfetch tiene un acuerdo único con Chanel, pero instalará este proyecto cuando la famosa gran boutique que compró en Londres, Browns, se traslade a Brooks Street.


Foto: Chanel


Cuando les preguntaron cómo funcionaba el piloto, dos asesores de moda de Chanel admitieron que había habido dificultades de aprendizaje con la tecnología, pero que ofrecía a los clientes una visión mucho más amplia de la marca y de sus productos.
 
“Una clienta local de cinco años de antigüedad vino por un cinturón. Y, como el cinturón se había combinado con muchos estilismos en el desfile, pude mostrarle varias posibilidades para usarlo. Al final, después de probárselo y jugar con la imagen en el espejo, se llevó un conjunto de jersey y chaqueta que no pensaba llevarse”, nos cuenta.
 
"Cómo hacer que los clientes pasen de los accesorios a la ropa es algo importante para Chanel", añadió Deveaux.
 
El proyecto ofrece las ocho colecciones de Chanel, excepto la Alta Costura, e incluye dos temporadas de prêt-à-porter; dos precolecciones; Métiers d’Art; Crucero; Coco Beach y Coco Neige, para esquiar y para el après-ski y permite a los clientes mezclar ideas de varios desfiles y temporadas. Los asesores de moda tienen acceso directo a las existencias de Chanel, así pueden saber si un artículo está o no disponible.
 
Una etiqueta NFC permite el pago sin contacto, y al acercar el iPhone, se muestra la última colección. Como la nueva precolección, protagonizada por Caroline de Maigret, de tweed y con la clásica elegancia atemporal parisina. La aplicación también permite centrarse en cualquier elemento e inspeccionarlo por separado del estilismo. De esta forma, los clientes pueden crear una lista de deseos antes de acudir a una cita en la boutique.
 
Chanel no dijo nada sobre el efecto que los probadores de Farfetch tienen en las ventas, limitándose a destacar la forma en que ayudan a encontrar la opción correcta para cada persona. La aplicación también incluye una historia de la marca, como la sala de estar original conservada de Coco con su sofá beige, espejos barrocos y pantallas Coromandel.
 
Aproximadamente la mitad de los clientes de la gigantesca boutique de 1000 metros cuadrados del 19 rue Cambon, la más grande de Francia, son turistas, aunque muchos de ellos también compren artículos de Chanel en sus países de origen. La sala de estar de mademoiselle Chanel se encuentra a cinco puertas de distancia, en el histórico buque insignia y taller de diseño de Chanel situado en el número 31 de la rue Cambon, una boutique de 860 metros cuadrados. Pero esa boutique no tiene espejo mágico.

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.