×
Publicidad
Por
Reuters
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
21 mar. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Chanel se enfrenta a los revendedores surcoreanos de bolsos ante el auge del lujo

Por
Reuters
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
21 mar. 2022

A medida que el Covid reduce los viajes y las compras libres de impuestos, los surcoreanos están impulsando un auge de artículos de lujo, con lo que Chanel consigue que casi un tercio de los potenciales compradores eviten que los compradores en masa adquieran bolsos de 10 000 dólares para revenderlos con márgenes del 20 % o más.


Chanel - otoño/invierno 2022 - Womenswear - Paris - © PixelFormula


La famosa compañía francesa de moda y lujo dijo a Reuters que el tráfico en sus boutiques de Corea del Sur ha disminuido desde que comenzó a buscar a clientes que creía que podrían estar abasteciéndose simplemente para revender a otros.

"Pudimos identificarlos (compradores en masa) después de haber analizado sus patrones de compra. Desde que se implementó esta política, el tráfico en nuestras tiendas ha disminuido un 30 %", dijo Chanel a Reuters en un comunicado.

No reveló exactamente cómo consideraba que esos clientes eran potenciales compradores en masa, y la empresa privada no revela las cifras de ventas por país.

La estrategia de Chanel, implementada desde julio del año pasado, se produjo cuando la demanda mundial de artículos de lujo se estaba recuperando después de lo peor de la pandemia de coronavirus. Corea del Sur es el séptimo mercado de artículos de lujo más grande del mundo según Euromonitor. La firma de investigación estima que fue uno de solo dos de los siete principales mercados por ingresos, el otro es China, que experimentó un aumento de ventas el año pasado desde los niveles de 2019.

Sin embargo, la oferta en marcas como Chanel está estrictamente controlada, lo que preserva la exclusividad y aumenta el atractivo sin ninguna opción de compra online más allá de cosméticos, perfumes y algunos accesorios pequeños. Tal es el apetito en el centro de Seúl que se forman largas colas antes del amanecer frente a los grandes almacenes mientras los compradores se preparan para lo que se conoce como “carrera abierta”: una carrera hacia las puertas de Chanel a la hora de la apertura.

"Llegué... a las 5:30 de la mañana para una carrera abierta y me notificaron que había más de 30 personas delante de mí", sostuvo un comprador a Reuters frente a una tienda de Chanel en Seúl. Hablando bajo condición de anonimato por cuestiones de privacidad, dijo que cuando entró a la tienda, casi 10 horas después, el artículo que quería estaba agotado.

Como reflejo de una demanda tan candente en el mercado de reventa, un bolso con solapa mediano clásico de Chanel fue vendido a 13,5 millones de wones (11 031 dólares o 9998,83 euros), un 20 % más que su precio minorista estándar, en enero en Kream, una plataforma que ofrece de todo, desde zapatillas hasta tecnología y artículos de lujo, filial del gigante tecnológico Naver Corp.

Kream, un acrónimo de “Kicks Rule Everything Around Me”, fue lanzada en 2020. La plataforma comentó a Reuters que sus transacciones mensuales superaron los 100 000 millones de wones en diciembre y dijo que el mercado de reventa de Corea del Sur vale más de un billón de wones, casi 820 millones de dólares (743,27 millones de euros), incluso en las estimaciones más conservadoras.


Gestión de las colas



Si bien las plataformas de reventa como Kream ofrecen una variedad de marcas, Chanel, al igual que el relojero suizo Rolex, es una firma particularmente solicitada debido a su estatus entre las parejas en Corea del Sur como uno de los regalos de boda más populares y los frecuentes aumentos de precios de sus bolsos más icónicos.

Chanel incrementó los precios de algunos bolsos, accesorios y prêt-à-porter de temporada a principios de este mes en Asia y Europa, incluido un 5 % en Corea del Sur, donde los precios acaban de subir por quinta vez en nueve meses, según Chanel Corea.

Junto con su selección de compradores en masa, Chanel mencionó que ha implementado un "sistema de gestión de colas": se les pide a los clientes que den su número de contacto y el motivo de su visita a la tienda para que puedan ser informados a través de mensajes de texto cuándo podrán entrar en la boutique.

Los expertos en marcas y los consumidores están divididos sobre el impacto del nuevo patrón de compra en Chanel.

"Los consumidores están voluntariamente haciendo anuncios gratuitos para Chanel: acampando fuera (de las tiendas), haciendo carreras abiertas, publicando sus experiencias en las redes sociales", destacó Lee Eun Hee, profesora de ciencias del consumidor en la Universidad de Inha.

"Creo que todos esos fenómenos han ayudado a Chanel a atraer clientes más jóvenes y ganar una gran cantidad de dinero con eso", subrayó.


Contratación de personas que hacen cola



Aún así, algunos consumidores aseguran que las largas colas y las listas de espera los han desanimado.

"Dejé de comprar productos Chanel hace mucho tiempo", manifestó una residente de Seúl de unos 30 años, que se negó a ser nombrada debido a preocupaciones de privacidad.

"Es muy difícil comprar uno, con unas 300 personas normalmente en lista de espera, y cuando llega mi turno, no queda ningún producto. Esto realmente me desanima y no quiero estar en el centro de esta locura", enfatizó.

Los compradores-revendedores en masa no se dan por vencidos en el corto plazo.

Hablando bajo condición de anonimato debido a la delicadeza del asunto, algunos revendedores contaron a Reuters que están contratando a personas por una tarifa de hasta 125 dólares por día para hacer cola o ingresar a las tiendas en su nombre.

Un revendedor de unos 30 años dijo a Reuters que ha estado revendiendo sus compras por lo general con una ganancia de más del 20 %, y puede ser mucho más rentable cuando el nivel de inventario es bajo.

Él expresó que recientemente vendió un tarjetero con solapa de Chanel en la app del marketplace de segunda mano Karrot por casi 1 millón de wones, un 40 % por encima de su precio minorista, cinco minutos después de que saliera a la venta.

© Thomson Reuters 2022 All rights reserved.