×
Publicidad
Traducido por
Natalia Carrazon
Publicado el
14 jun. 2017
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Christian Louboutin en Bike Polo, vende un millón de pares al año y por qué no con Nike

Traducido por
Natalia Carrazon
Publicado el
14 jun. 2017

Christian Louboutin ha vuelto triunfante este martes a Pitti, convirtiendo la legendaria Piazza Santa Maria Novella en una pista de Bike Polo y entreteniendo a un grupo de editores y fashionistas con sus bon mot y su ironía.
 

Equipo bike polo de Christian Louboutin - Christian Louboutin


Louboutin es el más grande diseñador de calzado de Francia. Tanto a través de su conversación como con su estilo, su encanto inconformista permanece, orgulloso de su independencia
 
“No tengo que hacer nada. Sólo me gusta trabajar con gente que me gusta y, si no hay conexión, ¿para qué molestarse?” declara Louboutin, quien abrió su primera tienda en un pequeño comercio del Passage Véro Dodat en Paris el 21 de noviembre de 1992 y, desde entonces, su firma de lujo ha crecido hasta sobrepasar el billón de euros.

“La cosa es simple. Yo sólo quería diseñar zapatos. Pero para hacerlo tuve que crear una empresa y tener una tienda. A partir de ahí todo creció orgánicamente”, se encoge de hombros el diseñador que ahora cuenta con 126 tiendas en todo el mundo.
 
Para Pitti, Louboutin ha renovado su zapatilla Aurelian en múltiples colores, como el apagado rojo bombero de las zapatillas Bike Polo. Como Yorgo Tloupas, el director de arte francés y miembro fuerte de la Raclette Party, uno de los ocho equipos del torneo Louboutin, dee nuevo, el rojo sangre barnizado de la suela, es el logo más famoso del creador.
 
Hace ya dos décadas desde que Louboutin hiciera su puesta en escena en Pitti, en lo alto de las colinas de Florencia.
 
“Desde entonces, nuestro hombre ha evolucionado y queríamos venir a Pitti y hacerlo en un ambiente relajado. En una mezcla de deporte y relajación,” añade el diseñador de origen franco-egipcio, entre bocado y bocado de pizza.
 

Nueva deportiva Aurelien de Christian Louboutin - Christian Louboutin


“No me gusta presumir, pero cuando vendo un millón de pares de zapatos de mujer al año, estoy contento”, indica Louboutin, teniendo en cuenta que un cuarto de sus ventas son accesorios para hombre, lo que significa que vende 1,25 millones de parea al año. Considerando que sus zapatos se venden por cerca de 500 euros el par, su facturación anual está cerca del billón de euros, nada mal para un diseñador de calzado autodidacta.
 
Tras pasar un año en India cuando rondaba la veintena, volvió a Paris y, con una serie de zapatillas, comenzó a crear zapatos del gusto de Chanel y Saint Laurent, antes de dar el paso y abrir su propia casa.

Su ADN sigue siendo agudo y parisino “pero de un modo irreverente. Eso es importante. En Paris siempre existe ese sentido del equilibrio entre la elegancia y la sexualidad”.
 
Ahora tiene sus propias fábricas en Parabiago, Italia; ha añadido un considerable número de bag business y, desde 2012, una línea de productos de belleza con Batallure Beauty. A pesar de ser puntilloso a la otra de trabajar con alguien.
 
“He estado en Portland para visitar Nike. Creo que el calzado técnico queda estupendo en el gimnasio, pero es demasiado restrictivo para mí, aunque adore las deportivas”, reconoce el diseñador mientras mastica su pizza margherita.
 
Se desplaza al trabajo en una Vespa en Paris y comparte su vida entre el sur de Portugal y Egipto, donde tiene su propia casa. Famoso en sus litigios, ha demandado a todos desde Zara hasta Saint Laurent y ha presentado múltiples notificaciones de violación de derechos de autor contra Google, para la supresión de webs que venden versiones copiadas de sus creaciones. Uno no se mete con Christian.

 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.