×
Por
EFE
Publicado el
20 oct. 2016
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Chus Burés, reflejos de su obra en un libro-joya

Por
EFE
Publicado el
20 oct. 2016

Chus Burés vive el presente pensando en que nada quede en el olvido, quizá por eso publica “Chus Burés Portraits and Jewellery”, un libro exclusivo, como exclusiva es su obra de joyería en el que resume con 73 retratos de conocidos coleccionistas, artistas y amigos “incondicionales” su obra, con imágenes tomadas por tres grandes de la fotografía: Alberto García-Alix, Andrés Serrano y Antoine D’Agata.

Juana de Aizpuru, fotografiada por García Alix con el collar À table ! ,1990 Necklace Silver/EFECHUS BURÉS PORTRAITS AND JEWELLERY


Chus Burés, edita un libro-joya


“No hay retoques de maquillaje , tampoco vestuario especial para cada sesión, la idea es que fueran fotografiados en situación real: como se visten como llevan las joyas cuando se las ponen para salir”, explica el artista.

El resultado son unas fotografías expresivas en las que el personaje tiene protagonismo, pero queda encerrado en el valor de la pieza que luce.

Las piezas fueron seleccionadas cuidadosamente por Burés y entre ellas aparece la horquilla que apareció en la película Matador de Pedro Almodóvar, una ‘corbata’ con elementos de oro del arte precolombino del siglo VII, los famosos anillos de plata de la Infinity Lines Collection (1990-2000) o el collar ‘Princess Lelia’, de la Subverted Jewery Collection.

En Nueva York convenció al marchante de joyas Barry Friedman para que posará para el objetivo de Andrés Serrano. En París, las fotografías fueron realizadas por Antoine D’Agata y en ellas aparecen artistas como Julio Le Parc o la directora de relaciones públicas del Museo del Louvre, Sabine de la Rochefoucauld. Alberto Garcí Alix se encargó de realizar los retratos en Madrid del director del Museo del Prado, Miguel Zugaza, el artista Santiago Sierra y la directora del Matadero, Carlota Álvarez Basso, entre otros.

Dimensión humana

Aunque los retratos fueron tomados entre 2015 y 2016,  en la sección madrileña ha recuperado la magnífica fotografía que García-Alix hizo a la galerista Juana de Aizpuru en 1990.

Germano Celant, presidente de la Fundación Prada, describe en el prólogo del libro cómo en las imágenes “las joyas se desplazan hacia un territorio que incluye la dimensión humana y refleja el juego de relaciones que cada persona establece con esos objetos”. Celant añade que, según el modo de aproximarse, propio de cada fotógrafo, “las imágenes del libro dan a los preciosos objetos un sentido diferente: oscuro y particular, frontal y agresivo, alegre y dramático. De esta manera se establece una relación entre objeto y sujeto, donde se pone en evidencia un funcionamiento tan visual como emocional”. 

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.