Coach desfila al más puro estilo Camino de Santa Fe

"Ve al Oeste, muchacho. Ve al Oeste" decía el genial editor del siglo XIX Horace Greeley. Y Stuart Vevers lo hizo esta primavera, convirtiendo una visita a Sante Fe, Nuevo México  en marzo en una nueva y brillante visión de la moda y la tradición de Estados Unidos.

Ver desfile
Coach - Primavera-Verano 2019 - Womenswear - Nueva York - © PixelFormula

Una mezcla de nostalgia western, personajes de Disney, la subcultura artística de Santa Fe y todos los demás personajes poco convencionales por los que es famosa la ciudad.
 
“Santa Fe. Sí. Pasé 24 horas allí. Visité un rancho fantasma y el Turquoise Trail. Me encantaron todos esos pueblos que ves por el camino. Donde todo es reciclado de la basura y ves casas apuntaladas con el ala de un avión. Acabé en un antro nocturno increíble. Me levanté a la mañana siguiente y Ahí estaba mi idea", declaró Vevers a FashionNetwork.com en el backstage, después de posar para fotos con Whoopi Goldberg.
 
El primer resultado obvio fue el gran decorado, una brillante creación del productor francés Stefan Beckman. En el centro, un gigantesco tiranosaurio de metal oxidado; bastones retorcidos, revestimientos de aluminio aplastados, rodeados por un Volkswagen Escarabajo quemado, motos volcadas, barriles de aceite y el extraño motor oxidado de un automóvil.
 
No olvidemos la peli de 1940 Camino de Santa Fe, protagonizada por Olivia de Havilland, Errol Flynn y Ronald Reagan, promocionada como Santa Fe "la ciudad donde terminan el ferrocarril y la civilización".
 
Había muchos personajes fuertes y sin ley en la colección de Vevers. Moteros hipster con cazadoras con logos de Dsney; gabardinas de piel tipo patchwork con batas de profesor; vestidos mini con estampado de palmeras y cazadoras de motociclista de gamuza. Todo combinado con un calzado sorprendente; una mezcla de botas de caña alta, flecos comanche y botines indios. 
 
Un extranjero que siempre ha sido un estudiante aventajado, Vevers consigue dar exactamente con lo que los niños cool quieren usar mejor que los diseñadores estadounidenses. 
 
La de Havilland de Stuart fue Dree Hemingway, la bisnieta del legendario escritor Ernest, ahora despojada de su melena, como una Juana de Arco actual, que realizó un largo paseo final alrededor del tiranosaurio rex ataviada con un vestido con volantes escalonados, una sudadera con capucha de Bambi y pendientes bifurcados. 
 
Desde su llegada a Coach en junio de 2013, Vevers se ha nutrido de materiales estadounidenses, incluso hizo un viaje en tren de dos semanas por Estados Unidos para obtener ideas. Sus viajes le sirven como inspiración de gran parte de su trabajo, incluyendo la gran colección Keith Haring Radiant Boy; o un desfile inspirado por forajidos del oeste.
 
Sus ideas también han impulsado comercialmente a Coach. Las ventas cayeron marginalmente un 0,08 % en 2017, pero la facturación fue enorme alcanzando los 4488 millones de dólares. Ningún diseñador británico supervisa una marca de moda y accesorios tan grande como Vevers.
 
De forma muy literal, Vevers, de 44 años, es la mejor exportación de moda creativa del Reino Unido actualmente. No está mal para un joven nacido en Carlisle, el puerto más remoto y al norte de Inglaterra. Su madre, Barbara, se mostraba muy orgullosa en el backstage.

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - ComplementosDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER