Condé Nast aplica un código de conducta en sus sesiones de fotos

En respuesta al caso Weinstein y a los múltiples escándalos de acoso y agresión sexual que han venido después, Condé Nast International ha decidido aplicar un código de conducta aplicable a las personas que trabajan en las sesiones de fotos de las revistas del grupo.


La portada de febrero de 2016 de Vogue Italia con Kate Moss por Mario Testino - Facebook Vogue Italia

"Todos los que trabajan para Condé Nast deben ser tratados con dignidad y respeto. Todo trabajo realizado para Condé Nast debe realizarse de forma profesional, libre de cualquier forma de discriminación o acoso". Así comienza el código de conducta del grupo de prensa estadounidense.

Un texto esperado, ya que después del fotógrafo Terry Richardson, vetado de las páginas de las revistas editadas por Condé Nast desde el pasado mes de octubre, ha llegado el turno de Mario Testino y Bruce Weber, fotógrafos y colaboradores regulares de Vogue especialmente, acusados de acoso sexual por diferentes modelos y apartados inmediatamente de las publicaciones del grupo. 

Entre los puntos abordados por este código figura la edad de los modelos (18 años mínimo), la puesta a disposición de un espacio privado donde puedan cambiarse con total intimidad y un consentimiento previo para sesiones que incluyan desnudos, ropa ligera o el consumo simulado de drogas y alcohol. El código de conducta recomienda, además, evitar que los modelos se queden solos con un fotógrafo, maquillador o cualquier otro participante en la sesión. 

Para elaborarlo, Condé Nast se puso en contacto con 150 profesionales del sector (responsables de casting, publicistas, agentes, diseñadores, redactores, etc.) y ha creado un un comité de altos ejecutivos del grupo encargado de revisar revisaran cualquier queja presentada.

Este código de conducta recuerda de algún modo a la carta sobre el bienestar de los modelos elaborada conjuntamente por Kering y LVMH del pasado mes de septiembre. Pero tal y como precisa en un comunicado oficial Jonathan Newhouse, CEO de Condé Nast International, es el acoso sexual lo que el grupo intenta evitar: "Estamos comprometidos a colaborar para encontrar soluciones (al problema) en nuestra industria. Al adoptar estas recomendaciones, todos los involucrados en el proceso creativo ayudarán a garantizar un entorno de trabajo seguro y respetuoso".
 

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - OtroMedios de comunicación
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER