×
Por
EFE
Publicado el
31 ene. 2020
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Confirmado: Hay Dominnico más allá de Rosalía

Por
EFE
Publicado el
31 ene. 2020

La onda expansiva del poder de Rosalía ha colocado diseñadores en el circuito mediático, es el caso de Dominnico, un joven con talento a raudales como se ha visto en la pasarela madrileña, donde ha dado una vuelta de tuerca al mantón de manila y los códigos estéticos de España. Quédate con su nombre.


EFE


No cabe duda de que Lady Gaga, Rita Ora o Rosalía "me han dado notoriedad", ha explicado este viernes a Efe antes del desfile el diseñador Domingo Rodríguez, director creativo de Dominnico, quien se siente "agradecido y afortunado", se han cumplido muchos de sus sueños a la vez, "incluso que se valoren mis creaciones".

Tiene solo 25 años. Lleva tres años con su propia marca de moda, un proyecto aspiracional que ha aupado con mínimos recursos, "mi obsesión ha sido hacer bien las cosas".

La fama no le ha permitido relajarse, al contrario, ha trabajado con más tensón, una virtud que ha dado sus frutos con una colección más madura en la que se ven prendas de lujo con códigos nuevos.

Sin pudor ni prejuicios, este joven, orgulloso de la cultura española, apuesta por mezclar la estética del flamenco y de la tauromaquia con la de la América profunda de "cowboy", dando origen a prendas de vanguardia que ofrecen la imagen de una nueva y renovada España.

Si antes, Lorenzo Caprile o Juan Duyos habían trabajado primorosas prendas con el mantón de manila, este alicantino ha hecho de ella una oda sobre vestidos, pantalones y bodies.

Sobre la pasarela, bajo lo acordes de "Juro que" de Rosalía, se han visto piezas en distintos largos, en verdes y morados empolvados, de gran belleza con enrejados de flecos trabajados de forma artesanal.

Sin quitarle mérito, estas piezas han sido eclipsadas por una torera, cuyas capelinas se convertían en riñoneras multifunción, una pieza confeccionada en cuero de charol y piel de potro.

En esta revisión al universo patrio no podía faltar el vestido de flamenca, que Domingo Rodríguez ha trabajado con un corte atípico . "Los lunares son de "plumetti" y los volantes lo he configurado con tul rígido y rematado con tafetán", ha contado el diseñador.

No es casual que Dominnico se defina como una firma focalizada en el lujo, utiliza los mismos tejidos que las grandes firmas como Maison Margiela, basta con echar un ojo a una gabardina de tejidos iridiscente en blanco que representa al Dominnico más maduro.

Este alicantino, quien reconoce que le inspira Vivienne Westwood, es capaz de recrearse en la fantasía de "looks" hasta crear costura de ensueño que muestra acompañado de botas pantalón con maxi plataformas que van de 16 a 21 centímetros de altura.

Defiende a una mujer sin complejos y, sin miedo al exceso, el diseñador ha cerrado el desfile con un vestido de novia de estilo victoriano, encorsetado y ceñido a la cintura con una lazada. El tradicional velo lo ha sustituido por un mantón de manila que por arte de magia los ha convertido en una hermosa capa-pamela.


The 2nd Skin Co y la intensidad del otoño



Además de seducir a Rosalía, Dominnico ha convencido en la pasarela madrileña con un concierto de piezas especiales al igual que The 2nd Skin Co., que ha presentado una colección que va más allá de la alfombra roja, a pesar de vestir a las actrices Jennifer Lopez, Zendaya o Lily Collins.

Con el nombre de "Woodland", los directores creativos de la firma Antonio Burillo y Juan Carlos Fernández, han querido representar en la quinta jornada de la pasarela la belleza e intensidad de los colores del otoño, alejados de los tradicionales tonos oscuros tan habituales en esa época del año.

Bajo ese concepto, las prendas se tiñen de rosa palo, de intensos verdes musgo, de burdeos y malvas y de vibrantes amarillos, un tono que utilizan en un vestido corto, con la parte superior con plisado "delphos", para el que han necesitado siete metros y medio de tela.

Piezas de volúmenes amplios, en algunos casos "oversize", que en el en los vestidos se reduce gracias al "peplum", un coqueto cinturón con un vistoso lazo "que transforma el 'look' marcando la cintura".

Abrigos para resguardarse del frío entre los que destaca con patrón años 50 y manga francesa, muy elegantes, al igual que las maxilazadas que adornan los hombros en vestidos de noche.

La combinación de texturas ha sido uno de los aciertos de esta colección polivalente en la que han potenciado las superposiciones para crear un efecto de "resplandor" en las prendas, donde vestidos de muselina de seda natural cubren cascadas de lentejuelas, diseños que seguro enamoran a Jessica Biel o Anne Heche.

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.