×
Publicidad
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
13 sept. 2022
Tiempo de lectura
7 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Dennis Basso, Ulla Johnson y LoveShackFancy apuestan por las flores para su ropa de fiesta

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
13 sept. 2022

Los motivos florales son un clásico de la primavera, pero sufren altibajos en el mundo de la moda. Para la primavera de 2023, las flores vienen pisando fuerte. Tres colecciones neoyorquinas, cada una de ellas exhibida en un lugar emblemático de Nueva York, demostraron la singularidad con la que se puede interpretar este motivo imperecedero. El maestro de la peletería y los trajes de noche, Dennis Basso, celebró su colección del 40º aniversario, mientras Ulla Johnson y la diseñadora de LoveShackFancy, Rebecca Hessel Cohen, canalizaron astutamente el espíritu de su marca mediante la presentación de la colección.


Dennis Basso


 
En el backstage, antes de la presentación de su colección del 40º aniversario, Dennis Basso desvió momentáneamente su atención de la entrevista con FashionNetwork.com hacia un hombre vestido con jeans y camiseta y su hijo preadolescente con pantalones cortos y polo. Los dos novatos en el mundo de los desfiles se habían paseado por el backstage en lugar de por el lugar del desfile. Es ese mismo sentimiento extraño de saber quién pertenece a un lugar y quién no que Basso ha aplicado a sus elegantes mujeres durante las últimas cuatro décadas. Sabe lo que hay que llevar y dónde llevarlo.


Colección Dennis Basso Primavera/Verano 2023 en Nueva York - Dennis Basso


En este caso, ve a la mujer luciendo sus prendas en las fiestas de jardín de primavera y verano, aludiendo explícitamente a su fastuoso jardín de Watermill (la invitada de la primera fila Martha Stewart reveló a FashionNetwork.com que su "jardín es más grande, pero el de Dennis es más elegante").

"La noche es lo mío. ¿Cómo se vestirían para las increíbles noches de Newport, Palm Beach, Nantucket o Watermill?", se ha preguntado Basso.

Él respondió a esta pregunta con creaciones ligeras como el aire, que incluían tul bordado a mano, cristales y marabú, prendas de gasa coquetas y un espectacular vestido de raso rosa sin tirantes con una cola fluida como acabado. Los conjuntos blancos brillantes sobre un minivestido ajustado o en un pantalón de noche fuerte quedaban particularmente bien en las espectaculares modelos de piel oscura. Si en el jardín hace un poco de frío, recurre a un delicado chal de piel o a un pequeño bolero sobre los el vestido para solucionarlo.

Entre los invitados al recién reformado Pierre Ballroom no solo se encontraban las legiones de fans a las que ha vestido durante el año, sino otras famosas además de Stewart, como Kris Jenner, Candace Bushnell, la supermodelo de los 70 Carol Alt, Dee Ocleppo Hilfiger, Ashley Longshore, Rosanna Scotto, Star Jones y el diseñador de zapatos Brian Atwood. Antes de que empezase el desfile, Jenner se colocó junto a su amiga Ocleppo Hilfiger, y admitió que iba vestida de Good American, pero que estaba allí por solidaridad.

"Pero mira, estamos aquí", decía señalando a Ocleppo vestida de Tommy Hilfiger, "apoyamos a Dennis".

Mujeres como las de la primera fila han sido el pan de cada día para el diseñador.

"No sabía nada. Quería entrar en la industria de la moda y mi padre me ayudó a montar una pequeña empresa, lo siguiente que supe fue que tenía un desfile de moda en el Hotel Regency. Era un mundo nuevo. Ivana Trump vino y también Leba Sedaka y Egon y DVF. Lo mejor fue que The New York Times hizo una gran crítica y le dio mucha cobertura, lo que me situó en el mapa desde el principio", recuerda.

Bromeó cuando le preguntaron si el metaverso podía adaptarse a los diseños de Dennis Basso.

"Aún estoy tratando de entender el universo, así que del metaverso mejor ni hablemos", expresa.

"Soy de la vieja escuela y aún uso libros de cuentas, pero mis diseños son modernos", añade.


LoveShackFancy


 
La directora creativa de LoveShackFancy, Rebecca Hessel Cohen, es una mujer moderna que renueva los preciosos motivos retro que canalizan la Elle Woods, la Stevie Nicks y la Cenicienta que todas llevamos dentro, convirtiéndolos en una marca de estilo de vida para viajes, con vestidos divertidos y espumosos llenos de lazos, volantes y pedrería, además de sus característicos vestidos victorianos de algodón con un toque contemporáneo.


Colección LoveShackFancy Primavera/Verano 2023 en Nueva York - LoveShackFancy


Aunque esta temporada, eligió un tweed ligero de color rosa con una chaqueta a juego y un traje sastre de color rosa intenso e insistió en que su mujer también puede ir así a la oficina.

Una forma apropiada de describir la marca lanzada en 2013 podría ser que LoveShackFancy recoge el testigo de Gunne Sax (para los que tengan edad para recordarlo) y Betsey Johnson.

La presentación de primavera de 2023 se llevó a cabo en lo que ella denomina su patio trasero, es decir, el Cooper Hewitt, el museo de diseño del Smithsonian.

"Crecí al otro lado de la calle, iba a Nightingale, y mis hijos van allí ahora, y la generación joven me sirvió de inspiración", dijo en una fastuosa fiesta en el jardín que organizó para la prensa, los compradores, pero sobre todo, sus amigos y los fans de la marca.

Hay que señalar que LoveShackFancy puede presumir de ser la enseña con más invitados vestidos con prendas de la marca.

Teniendo en cuenta que cuenta con 14 tiendas, 12 abiertas durante la pandemia, y una más en camino que se inaugurará en Londres en diciembre, y que será su primera boutique internacional, parece que Hessel Cohen volvió a dar en el blanco con el deseo de nostalgia.


Ulla Johnson


 
Mientras tanto, en Brooklyn, para su colección Primavera 2023, la diseñadora volvió a explorar hasta dónde son capaces de llegar ella y su equipo en una colección basada en vestidos contemporáneos. El resultado demuestra que se pueden lograr múltiples complejidades a este lado de la alta costura. Tampoco le vino mal el hecho de que la presentación tuviese lugar en el Patio de Bellas Artes del Museo de Brooklyn, con elaborados diseños florales que cubrían el suelo.


Ulla Johnson - Primavera-Verano2023 - Ropa de mujer - Nueva York - © PixelFormula


En el backstage, Johnson reveló a los periodistas que ella y su equipo estaban satisfechos de haber llevado la artesanía a una colección llena de detalles esta temporada.

"Uno de los looks estaba tejido completamente a mano con cinta de seda, otro hecho a ganchillo, otro tejido en un telar por cooperativas de artesanos de Guatemala, sedas Shibori estampadas a mano por mujeres de Bangalore. La colección incluye mucho trabajo manual y mantener este trabajo vivo en los últimos años ha sido todo un reto. Es emocionante empezar a trabajar con estas comunidades a las que nos ha costado mucho acceder en los dos últimos años", ha explicado, señalando que las joyas de latón martillado fueron elaboradas por artesanos de Kenia.

Algunos de los artesanos estaban en Estados Unidos, en Los Ángeles, y usaron maquinaria antigua de puntada en cadena de estilo vaquero. En Nueva York hay tres maestros del ganchillo. "Fue un esfuerzo conjunto, y en algunas de esas prendas llegaron a trabajar hasta cinco personas diferentes", continuó.

Vimos muchos temas y motivos distintos. Johnson habló de la meditación, de la conexión con la naturaleza y la sinergia. (De ahí que la pasarela floral y los taburetes de madera recuperada para los invitados vayan a convertirse en abono y a reutilizarse, respectivamente).

La obra de artistas como Lee Krasner, Louise Bourgeois y Bryan Lavelle sirvió como referencia para la paleta de colores y los diseños. El trabajo enrejado de las prendas de punto, los bordados ingleses, el ganchillo, los tintes manuales de las telas y otros elementos añadían complejidad a la colección. El volumen lo vimos en forma de camisas y pantalones muy amplios de tipo pijama y vestidos cortos tipo burbuja elaborados con un material utilitario de gabardina.

"Partir de algo tradicionalmente humilde y extraño y usarlo así fue muy emocionante para nosotros", ha dicho sobre los vestidos burbuja. Los accesorios añadían dramatismo y pragmatismo con robustas sandalias urbanas.

Aunque, en general, el efecto de las prendas en ese gran espacio con suelo de mármol, el sonido melódico en directo de la cantante Indigo Sparke, el diseño floral de la escultora Emily Thompson y los elaborados diseños con capas y texturas que observaba Katie Holmes desde la primera fila llegaron a ser demasiado en un momento dado. Para obtener esa calma zen de la pasarela, una versión más limitada de algunas ideas repetitivas habría constituido un mensaje mucho más sucinto y directo.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.