×
Publicidad
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
22 sept. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Descubrimos la pasión según N°21 y la elegancia de Calcaterra en Milán

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
22 sept. 2022

Las pasarelas milanesas mostraron el miércoles unas colecciones muy atractivas para las mujeres a las que les gusta expresarse a través de sus looks. Para la primavera-verano 2023, los diseñadores se divirtieron trabajando con diferentes sensibilidades femeninas. Como Alessandro dell'Acqua, que exploró la pasión, o Daniele Calcaterra, que se centró en una mujer más madura y segura de sí misma.
 

Pasión y amor según la casa milanesa - N°21


Esta temporada, el diseñador y fundador de la marca de prêt-à-porter N°21 ha puesto la figura del amante y/o la amante en el punto de mira, fotografiando a través de un lenguaje muy cinematográfico los diferentes estados de ánimo de una relación amorosa secreta, donde su musa protagonista, angustiada por el amor, es alternativamente adorada y luego abandonada. No sin cierta dosis de humor.
 
Encaramadas en vertiginosos mules sin tacones visibles, las modelos interpretan los juegos del amor a través de sus looks. El traje de punto forrado de lentejuelas rojas brillantes expresa la pasión, mientras que ciertos conjuntos florales o de plumas expresan la alegría. Los conjuntos de falda ajustada y minitop de color rosa empolvado, con sus vientres desnudos, evocan el erotismo, mientras que el sexo es sugerido por varias piezas de color nude (camisón con volantes, blusa de encaje, etc.). Concretamente, un sinuoso vestido enfundado de color nude que brillaba como si la mujer acabara de salir desnuda del baño. 
 
La tristeza y el dolor se encarnan en looks de "dark lady", a través de minivestidos y monos oscuros con escotes pronunciados, y toda una serie de prendas con trapos negros transparentes. Ni siquiera falta el vestido de novia... que nunca fue usado, por lo que fue destrozado con furia, como ilustran las últimas modelos. Se trata de conjuntos blancos ultracortos, como faldas, chaquetas, ropa interior y vestidos sin tirantes, con hilos desordenados e inacabados, que han sido confeccionados a partir de vestidos de novia vintage desmontados y montados de nuevo.
 
"Es una colección hecha de estados de ánimo, en la que se pasa muy rápidamente de una expresión a otra, de la dulzura más absoluta al odio total", ríe Alessandro Dell'Acqua, que ha trabajado mucho la actitud, imaginando a su personaje pillado in fraganti, obligado a escabullirse con el cárdigan abotonado al revés, la camisa arrugada, que se sale del suéter o la cremallera de la falda abierta, dejando ver unas bragas rojas. Por no hablar de los sujetadores y las bragas retro de raso de colores vivos que sobresalen alegremente de los corpiños y son los protagonistas bajo las camisas transparentes, mientras que las medias de nylon, mal puestas, se arremolinan en las pantorrillas.
 

Los volúmenes desmesurados de la firma - Calcaterra

 
Calcaterra ofrece un enfoque completamente diferente, trabajando esta temporada en los volúmenes. Como infladas por el viento, elemento inspirador de esta colección para la primavera-verano 2023, las prendas adquieren dimensiones extragrandes, mientras que este espíritu aéreo se refleja también en una serie de piezas de macramé realizadas con rafia tejida (túnicas, chaquetas, pantalones, bolsos con flecos largos y botas).
 
Las blazers son holgados y redondeados, el clásico chaleco de hombre sin mangas es sobredimensionado y con sisas exageradas, convirtiéndose en un chaleco gigante. Las camisas blancas, también sin mangas, se ciñen a la cintura con un cinturón negro, para conseguir un efecto de reloj de arena. Los pantalones y las bermudas también se llevan muy sueltos.
 
Daniele Calcaterra juega con los contrastes a través de superposiciones de diferentes pesos, desde el lino y el cuero hasta la seda y la gasa ultraligera. Las siluetas son principalmente monocromáticas, predominando el blanco o el negro, con infiltraciones ocasionales de trajes de cuero envejecido color caramelo, vestidos verde botella y algunos conjuntos amarillo limón.  
 
"Mi mujer siempre es muy andrógina, con este lado masculino que me gusta, pero esta temporada revela fuertes acentos de sensualidad", señaló el diseñador en el backstage.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.